lunes, 22 de septiembre de 2014

EL MUNDO INTERIOR. Robert Silverberg



Portada del libro El mundo interior, de Robert Silverberg
Edición en español (1986)
-Estilos e intencionalidades de otros tiempos.-


Género. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. En el libro El mundo interior (publicación original: The World Inside, 1971) y en el año 2381, la población terrestre supera los 70.000.000 de personas y se acerca con rapidez a los 100.000.000 individuos y la gran mayoría de ellos (pero no todos) viven y residen en enormes edificios con un millar de plantas, conocidos como monurbs. La Monada Urbana 116 y sus casi 900.000 residentes son una muestra de cómo son las cosas ahora en una sociedad que ha debido adaptarse a nuevas formas de organización y convivencia.


Mi opinión. Novela coral que prefiere rehuir una trama concreta y lineal para, a través de los distintos personajes y sus circunstancias, ofrecer al lector el panorama general de una sociedad futura poco esperanzadora, que sin duda es un intento de generar reflexiones sobre posibles desarrollos de nuestro entorno social y político pero haciéndolo desde unos puntos de partida algo diferentes a los nuestros en la actualidad (por lo que podría no ser efectiva al respecto en todos sus aspectos, pudiendo ser incluso divertida desde lo "exótico" o incluso inadmisible en según qué temas), de ritmo suave casi lento, una distopía policompartimentada que sugiere cárceles sin barrotes y opresión inmisericorde bajo guante de seda, muy ambiciosa en sus alcances planificados pero no tanto en los que logra, en especial si es leída en la actualidad, incómoda en lo narrativo en ocasiones pero con mucho que decidir entre sus páginas si se acepta el envite del autor.


Destacado. Creada en tiempos posteriores a la New Wave y, sin pertenecer en absoluto a ese género, se distingue con claridad que no está muy lejana en el tiempo.


Potenciales Evocados. 334 a lo grande, más global, indoor y (algo) menos deprimente en lo singular aunque más chocante en lo general y en todos los sentidos, con algo de Megacity 1 pero sin violencia directa (que no indirecta) y sí mucha tensión psicológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin