martes, 17 de diciembre de 2013

334. Thomas M. Disch



-Distopía depresiva y descorazonadora donde las haya.-
 

Portada del libro 334, de Thomas M. Disch
Edición en español (1993)
Género. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. En el libro 334 (publicación original: 334, 1974) y en un futuro cercano, en el 334 Este Calle Undécima de Manhattan hay un edificio que forma parte de los proyectos federales MODICUM, con sólo un 30% más de habitantes que el número óptimo planificado y en el que viven o con el que tienen relación diferentes personajes cuyas vidas, a veces sólo pinceladas de las mismas, vamos conociendo. Novela compuesta por diferentes relatos y novelas cortas relacionados entre sí, escritos entre 1967 y 1973 pero unidos para dar forma a este volumen en 1974.


Mi opinión. Retazos y pinceladas de un futuro desesperanzador vestidos con retales de una saga familiar/vecinal distópica, en la que un bloque de apartamentos funciona como microcosmos o tal vez alícuota del porvenir que nos propone el autor, lleno de pequeños detalles que aumentan la sensación de desasosiego y tristeza que impregna un mundo en el que la cotidianidad está sembrada de desempleo, alienación, conflictos, delincuencia, adicciones, fracasos, buscavidas, desarraigo, tráfico de órganos, guetos, infelicidad, dureza, prostitución y pequeñas grandes tragedias, lleno de protagonistas y con ninguno a la vez, para ofrecer un trabajo cuidado en lo técnico, interesante, contenido, irregular, monocorde por momentos, denso, disperso en ocasiones y apasionante en general, pero difícil de disfrutar por muchas razones (a veces las mismas de sus fortalezas) y que incluso puede provocar rechazo en algunos lectores.


Destacado. En su tiempo no hubo nada parecido y además se adelantó por mucho a tendencias contemporáneas de la distopía “sucia”, incluso superándolas en su mayoría, sin llegar a ser avant-garde ni entonces ni ahora.


Potenciales Evocados. Momentos del Cabrini Green de Martha Washington (y algo más, porque apostaría a que Miller sacó alguna otra idea de aquí); cercano a la propuesta de ¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio! pero mucho más allá; propuso, con años de adelanto, los ambientes sociales y callejeros que se suelen ver al fondo en el Cyberpunk.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin