martes, 3 de diciembre de 2013

YO, ROBOT. Isaac Asimov



-En su momento, innovador y generador de tendencias. Hoy, respetable.- 


Portada del libro Yo, robot, de Isaac Asimov
Edición en español (1984)
Género. Ciencia ficción (mediante relatos relacionados para formar algo que se parece a una novela, sin serlo conceptualmente hablando).


Lo que nos cuenta. En el libro Yo, robot (publicación original: I, Robot, 1950) conocemos a Susan Calvin que, tras toda una vida en U.S. Robots, pionera de la robopsicología y en la actualidad algo más que una leyenda en su campo, se retira tras muchos años de trabajo y accede a dar una entrevista para la Prensa Interplanetaria. Las preguntas harán que recuerde, y tal vez que cuente, diferentes episodios con robots durante sus años de trabajo para la compañía que implicaban paradojas respecto a su comportamiento perfilado por las, en teoría férreas, Tres Leyes de la Robótica.


Mi opinión. Libro que creó conceptos que han perdurado muchísimo tiempo y que todavía son referencia aunque sea menor, sesenta años después, que tiene más valor cuanto más se consiga verlo desde una perspectiva que no sea la actual ya que sus formas no han salido bien libradas del paso de los años, de ritmo ágil, tono ligero, con misterios y conflictos basados en la lógica que gustaron mucho en su momento y ahora se ven con cierto agrado pero sin que funcionen igual de bien, muy naif en muchos sentidos, lleno de variaciones sostenidas sobre un mismo tema, con cierto humor de fondo enclavado en la positividad estructural, con toques emotivos, muy Asimov tanto en fondo como en forma y un clásico en su género que todo aficionado a la ciencia ficción debería leer (quien sabe si disfrutar) para entender muchas cosas que vinieron después.


Destacado. Lo mucho que influyó en su momento mediante su concepto base (las Tres Leyes) y casi hasta hoy en día, aunque cada vez menos.


Potenciales Evocados. El fin de la eternidad, por aquello de que una mujer tenga una papel protagónico y una personalidad literaria de empaque en un trabajo de Asimov; cruce de momentos de Agatha Christie y del Roald Dahl de Relatos de los inesperado, pasados por un tamiz de ciencia ficción retro para ojos contemporáneos.

6 comentarios:

  1. Uno de mis libros favoritos. Quizá Los relatos que escribió Asimov con Powell y Donovan como protagonistas se puedan considerar otra forma de enfocar el mismo tema, pero es sólo mi opinion .
    Gau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La participación de Powell y Donovan en este libro y en otros relatos, estoy de acuerdo, tienen un tono ligeramente distinto que el resto.

      Gracias por su aportación, Gau.

      Eliminar
  2. Quizá lo lea solo por el hecho de que "todo aficionado a la ciencia ficción debería leer" -aunque tampoco es que sea fan de este género-, aunque no me termina de convencer ni deja de hacerlo. Veré que saco de esta lectura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si alguien dice ser fanático de la Ciencia-Ficción y no ha leído una serie de libros, incluyendo por ejemplo "Yo, Robot", desconfie del grado y alcance de ese fanatismo. Otra cosa es esos libros que gusten o no, porque la subjetividad influye mucho.

      Ya nos contará qué le ha parecido cuando lo lea, si es tan amable.

      Gracias por su aportación, Bea.

      Eliminar
  3. Me agrada concordar en opiniones. Yo, robot es una piedra fundamental de la ciencia ficción. El primer libro de Asimov que leí y el cual me impulso a leer más de este autor; ahora empezaré con fundación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy apropiado como lo plantea usted, como fundamental, ya que sus conceptos van más allá de ser buenos, malos o regulares, porque llegaron a ser tendencia e influencia que perdura hasta nuestros días, aunque sea para negarlos o reirse de ellos, incluso.

      Gracias por su aportación, Nemobit.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin