jueves, 5 de diciembre de 2013

CONAN EL BUCANERO. Lin Carter y Sprague de Camp (1971)


-Rellenando huecos en las aventuras del icono.-


Lo que nos cuenta. La joven heredera del reino de Zingara tiene unos sueños terribles y busca ayuda en la deidad Mitra, lo que la empuja a seguir un camino que la llevará hasta una isla sin nombre y que la cruzará con los destinos de un mezquino aspirante al trono y a su mano, de un pirata sin escrúpulos, de un sacerdote que adora a fuerzas malignas y la de un bucanero implacable, brutal, caballeroso y muy lejos de su hogar llamado Conan.

Mi opinión. Novela escrita por Carter y Camp, de las más logradas por ellos basándose en el personaje (e ideas sueltas) de Robert E. Howard, escrita con la intención de completar espacios en blanco del ficticio ciclo vital y las aventuras de Conan (seguramente también con intención crematística) para ofrecer luz a la época en la que fue bucanero en Zingara, pero simultáneamente dando continuidad a la trama general del famoso bárbaro mediante el uso de aliados y algún antagonista recurrente en la serie, que ofrece un producto de pura evasión de espada y brujería, con fantasía, aventuras, romance, combates, misterios, magia, entornos exóticos, localizaciones inquietantes, bestias legendarias y entes sobrenaturales, de altísimo ritmo, con propuestas pulp vestidas de acero y cuero  a disposición del lector que busque entretenimiento.

Destacado. El ritmo, entre el de la montaña rusa y un cohete Saturno V en el despegue.

Potenciales Evocados. Desde la perspectiva de su temática, aventuras de una leyenda en su género (y fuera de él, incluso hasta en la cultura popular) a la altura de Tarzán, James Bond, Sherlock Holmes y otros personajes de ese calibre; donde realmente empezó el “camino” y la “vida” de personajes como Logen Nuevededos, los numreks, Lord Legislador, Ringil Eskiath, Fafhrd, Khal Drogo, Anomander Rake, Voldemort y tantísimos otros.

2 comentarios:

  1. Hola, Olethros. Tengo toda la colección de Conan, en la vieja edición Fantasy de Martinez Roca de mediados de los noventa. Los voy leyendo poco a poco, por orden cronológico y precisamente me toca ahora éste que usted comenta. Así que gracias por los comentarios porque me son de gran ayuda.Tiene razón, estas historias del héroe cimerio son puro entretenimiento sin más pretensiones, lo cual, bien mirado, no es poca cosa. Un saludo de Benjamin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los tiempos que corren no es que no sea poca cosa, es que es un Potosí.

      Gracias por su aportación, Benjamín.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin