sábado, 9 de agosto de 2014

LA REINA DE LA OSCURIDAD. Margaret Weis y Tracy Hickman (1985)




-Remate a la trilogía que simbolizó mucho tiempo el cénit del marketing cruzado de género.-

 photo 386LaReinaDeLaOscuridad_zpsb44eb2f9.jpg


Lo que nos cuenta. Tanis vuelve con sus amigos, sin contarles toda la verdad de su relación con la Señora del Dragón Kitiara, cuando el grupo debe escapar y terminan en un barco donde su timonel es Berem, y… pero qué más da, estimados lectores, porque el “poder” de este libro va más allá de sí mismo. Tercer libro de la saga Dragonlance y tercer libro de la trilogía Crónicas de la Dragonlance.


Mi opinión. Remate a la exitosa trilogía que tanto hizo por las arcas de TSR y por el cariño al género de muchísimos lectores hace ya tiempo, tan limitada literariamente como los libros anteriores pero algo más “correcta” o “estructurada” en el sentido técnico, pero ese es un detalle que seguramente deban despreciar porque son valores totalmente subjetivos los que han creado el halo de grandeza (para muchos, no para todos) de la saga que pertenece al género de la Fantasía de consumo (y que tal vez hasta lo inauguró) y que sigue marcando tendencias, por muy trasnochadas que sean y por muy en abandono que parezcan estar según la vanguardia de la Fantasía actual, dentro del género.


Destacado. Narrativamente hablando, quizás el más logrado de la trilogía, que no en cuanto a sus contenidos.


Potenciales Evocados. Como los libros anteriores de la saga, la leyenda que todas las obras-franquicia basadas en juegos quieren ser de mayores por razones económicas; la versión “fácil” de varias propuestas de Tolkien cruzada con un módulo laaaaaaaaaaaaaaargo de rol de Fantasía heroica de Dungeons and Dragons; ahora pasa lo mismo con Warhammer, con Starcraft, con World of Warcraft, etc, etc, etc… pero en su momento fue algo exitosamente innovador.

8 comentarios:

  1. Me encantan, como siempre los libros que traes, sobre todo las ediciones que suelen ser antiguas, esta saga es bastante mítica y me gustaría leerla, lo único que me frena es que no sé si es una narrativa pesada o con muchas descripciones o por el contrario es fácil de leer. Si me lo pudieras aclarar te lo agradecería. Ya me paso a ver que me comentas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isabel.

      Esta edición es relativamente reciente y comentada por los propios autores.

      Contestando a su inquietud, la narrativa no es nada pesada con muchas descripciones, para nada. Es fácil de leer. Otra cosa es qué sensaciones le generen lo leido. Si finalmente abre sus páginas, comparta sus opiniones si es tan amable.

      Gracias por su aportación.

      Eliminar
    2. Gracias por tu aclaración.
      Además intentaré buscar, si me lo compro, una edición bonita como la tuya. Besos.

      Eliminar
  2. Comencé con la fantasía épica (como muchos) con Tolkien.
    Quise continuar con estas crónicas (tengo un total de 9 tomos) y la verdad, las comparaciones son odiosas.
    Creo que más allá de ese nº 9 de la saga (agrupaditos en trilogías) la historia continúa, aunque no tuve ningún deseo de averiguarlo.
    Dejan bastante que desear.

    ResponderEliminar
  3. La comparación es odiosa y, en este caso concreto, fatal para esta trilogía aunque en realidad injusta por ser de una intencionalidad y un origen totalmente diferentes.

    Gracias por su aportación, PECE.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo leí esta trilogía de las Crónicas de la Dragonlance (y la posterior y muy destacable Leyendas, lo demás de la franquicia ya es otro cantar...) antes de Tolkien, con lo cual la perspectiva es distinta. Disfruté mucho sobre todo con ciertos personajes: Kitiara, Tanis, Sturm, Tas... y sobre todos ellos, Raistlin. La ambiguedad que hoy día exhibe Abercrombie en sus personajes, ya estaba presente en este mago inteligente, taimado y enfermizo, o en la propia Kitiara. Como muy bien dice Olethros, lo de menos es ya el estilo de la narración o lo trasnochada que pueda parecer hoy este tipo de fantasía. Lo que nos gustó siendo muy jóvenes, es probable que nunca se olvide; queda para siempre en nuestra mente y lo recordamos con cariño por mucho tiempo que pase. Yo creo que sigue siendo muy recomendable leerla si se quiere pasar un buen rato y olvidarse por unas horas de la realidad. Un saludo a todos. Benjamín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Benjamín.

      Interesante eso que apunta sobre la ambigüedad de Raistlin y Kitiara. Es cierto que no se había visto eso antes en Fantasía de consumo general (aunque sí en Fantasía más "de culto", como la de Moorcock, por citar a alguno de varios).

      Y estoy totalmente de acuerdo en lo del impacto que tuvieron cosas en el pasado sobre nosotros los lectores que, leídas ahora, ni se acercan. Y es más bonito recordar cómo nos sentimos entonces ¿verdad?

      Gracias por su aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin