jueves, 27 de noviembre de 2014

MECANOSCRITO DEL SEGUNDO ORIGEN. Manuel de Pedrolo



Portada del libro Mecanoscrito del segundo origen, de Manuel de Pedrolo
Edición en español (1986)
-Adelantado a su tiempo.-


Género. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. En el libro Mecanoscrito del segundo origen (publicación original: Mecanoscrit del segon origen1974) y cerca de una pequeña localidad catalana, Alba, una jovencita de catorce años, se sumerge en las aguas de una alberca para rescatar a Dídac, un muchacho mulato de siete años al que otros niños arrojan allí mientras le golpean. Cuando ambos consiguen salir del agua, descubren que algo ha terminado con la vida de todos los mamíferos, incluyendo los seres humanos, mientras unas extrañas naves sobrevuelan los cielos. La joven y el niño tendrán que aprender a sobrevivir en un mundo en el que parecen ser los únicos supervivientes.


Mi opinión. Postapocalipsis con tendencia a lo suave, incluyendo el propio ritmo, que no a lo incruento, “realista” si me permiten el término, sensible, acertado en su forma de acercar a los personajes hasta el lector de forma que se les comprende a la perfección aunque por momentos parecen estar fuera del propio entorno, un poco ingenuo en ocasiones pero adaptado al tono y atmósferas del libro, con un final que cambia el registro y otorga mayor potencia a todo lo narrado con anterioridad, competente en lo técnico por el enorme trabajo que hace el autor para mezclar sensaciones y herramientas de forma que parece todo casual pero que no lo es en absoluto, irregular, interesante y con nombre propio dentro de la historia del género desde la perspectiva iberoamericana.


Destacado. Si Pedrolo la hubiera escrito unos años después, si hubiese sido inglés o norteamericano y si hubiera puesto algo más de truculencia en lugar de sensibilidad realista, ríase usted de los fenómenos de Rowling, Collins y Meyer, sólo por citar algunos ejemplos.


Potenciales Evocados. Desde ópticas Young Adult trabajadas (no casuales), un cruce entre La carretera sin su terrible dureza y La tierra permanece sin la sensación de salir ileso en cualquier situación, con toques de El lago azul y una pizquita de ambientes de La gran distorsión.

6 comentarios:

  1. Este libro lo hacen leer obligatoriamente en las escuelas catalanas y no sé porque los adolescentes lo odian tanto. Yo lo leí, antes y cuando me "obligaron" y en ambas ocasiones disfruté mucho del libro. Como dices, el final le da fuerza a todo lo anterior. Una buena recomendación (creo que es la primera vez que veo una edición en español).

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que se obliga a leer suele generar ese tipo de actitudes, especialmente en la adolescencia.

      Gracias por su aportación, Isa-janis.

      Eliminar
  2. "Mecanoscrito del segundo origen" lo leí hace muchos años, guardo un grato recuerdo de él. Muy bien escrito y para ser una historia postapocalíptica, tiene una sensibilidad extraña al género.

    Una historia redonda, bien presentada y desarrollada, vale la pena leerla y disfrutarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo con usted, Jose.

      Gracias por su aportación.

      Eliminar
  3. Muy de acuerdo con todo lo que dice. Me ha matado lo de "El lago azul" juas juas. Por cierto, otro potencial evocado de Pedrolo fue sin duda El día de los trífidos, de John Wyndham. Un placer leerle, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de "El lago azul" seguro que lo ha entendido aunque le haya hecho gracia, ¿verdad? Lo de "El día de los trífidos" no lo acabo de ver porque los tiros van por otro lado más allá de que la civilización colapse.

      El placer es mío, Daniel. Gracias por su aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin