sábado, 22 de noviembre de 2014

EL DELFÍN. Sergio Bambarén



Portada del libro El delfín, de Sergio Bambarén
Edición en español (1999)
-Según lo leía, no podía dar crédito, de verdad.-


Género. Novela (con premisas fantásticas, claro).


Lo que nos cuenta. En el libro El delfín (publicación original: 1994), Daniel Alejandro Delfín es un delfín (…) que a diferencia de sus compañeros de especie y arrecife cree que la vida es algo más que comer (léase “pescar”, digo yo...) y dormir. Su pasión por cabalgar las olas, el deseo de mejorar su técnica y el anhelo por encontrar la ola perfecta le llevarán muy lejos de su arrecife.


Mi opinión. De verdad que no daba crédito durante su lectura, estimado lector, porque el libro tiene unas más que notables similitudes generales, y bastantes particulares también, con Juan Salvador Gaviota. Por ello, excavé un poco por ahí para descubrir que esta obra superventas tiene prohibida su edición en los USA tras un acuerdo legal previo a la sentencia del juicio por plagio comenzado tras la denuncia de Richard Bach y que también incluyó algún tipo de pago al autor de Juan Salvador Gaviota en forma de compensación económica para detener el proceso (las cantidades no son públicas). Me sorprendió todavía más el tiempo que pasó entre la edición de este libro, sus enormes ventas, su éxito internacional, el establecimiento del autor como uno de los escritores peruanos más leídos en el mundo y las acciones legales de los abogados del señor Bach.


Dicho lo cual, estimado lector, les indico que El delfín es una breve novela llena de positivismo farmacológico y mensaje de autoayuda en versión cuento, que trata la superación, el cambio y la afirmación tanto de la voluntad como de la personalidad propia a través de una fábula tipo Pixar, muy fácil de leer y muy parecida a Juan Salvador Gaviota, insisto.


Destacado. Por alejarnos del “gaviotismo”, señalar que la fecha de su primera publicación es todo un misterio para mí porque hay bastantes discrepancias según dónde se consulte y cómo (¿1994? ¿1996? ¿1997?).


Potenciales Evocados. Un cruce entre Juan Salvador Gaviota y El principito, pero con mamífero marino como protagonista.

8 comentarios:

  1. Vaya cosas más raras que lee usted a veces, Olethros. Me sigue sorprendiendo después de un año de leer su blog. Un saludo cordial. Benjamín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leer es como la nutrición. Hay que comer de todo si se puede.

      En cuanto a los libros, ayuda a relativizar lo que se lee muchísimo más si se hace variando de género y temáticas que leyendo un mismo tipo de libros durante mucho tiempo, porque ese comportamiento produce carencias graves de las que el enfermo no suele ser consciente.

      ¿Un año ya? Vaya, muchas gracias por su fidelidad y por su aportación, Benjamín.

      Eliminar
    2. Interesante símil gastronómico, ciertamente. En cuanto al año que ya ha pasado:"tempus fugit", que decía aquel...

      Eliminar
    3. El tiempo, tan valioso y tan menospreciado... Pues vamos a por otro año ¿no, Benjamín?

      Eliminar
  2. Personalmente, la historia del plagio me parece más llamativa que el libro mismo. Porque si vamos a copiar, existen cientos de obras que nadie conoce o recuerda que podrían ser aprovechadas por un autor falto de inspiración, pero... ¿Juan Salvador Gaviota(Delfín)? Y encima de todo, se transforma en best seller. Después no falta el que lee a Bach y piensa que el plagio fue al revés.
    Si bien es primera vez que comento, suelo pasar por aquí. Aprovecho de decirle que me encanta su premisa de: "Hay que comer de todo si se puede". Yo también procuro hacerlo, en la medida de lo posible. Claro que (aún) no soy una lectora tan voraz como usted.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tiare.

      La verdad es que la historia del libro no tiene desperdicio y dice poco (y no especialmente positivo) de muchas personas implicadas en el proceso.

      Y esa dieta que también practica usted le dará muy buenos resultados nutricionales con el tiempo, ya verá.

      Gracias por su aportación.

      Eliminar
    2. Sergio Bambaren fue demandado por Richard Bach y llego a un acuerdo millonario con el. Se ha prohibido la publicación de El Delfin para siempre en Estados Unidos y las editoriales dejaron de publicar el libro en casi todo el mundo. El señor Bambaren es un mentiroso que sigue sin aceptar que su vida se basa en una mentira. Para ver los detalles del juicio pongan en google sergio bambaren law

      Eliminar
    3. Gracias por los detalles que aporta, estimado anónimo, pero mejor hablar más del libro y menos del propio autor, porque eso es lo que tratamos de hacer por aquí.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin