jueves, 21 de mayo de 2015

MARCIANO, VETE A CASA. Fredric Brown



Portada del libro Marciano, vete a casa, de Fredric Brown
Edición en español (1985)
-Una invasión marciana bastante peculiar.-


Género. Ciencia ficción (desde lo marginal, en realidad, por mucho que sí lo sea su concepto de partida).


Lo que nos cuenta. En el libro Marciano, vete a casa (publicación original: Martians, Go Home!, 1955) conocemos a Luke Deveraux, un escritor en horas bajas que busca en el alcohol y el aislamiento una inspiración para crear cuando, a la puerta de su cabaña, llega un pequeño hombrecillo verde. Es uno de los marcianos que nos han invadido, pero sin ánimos belicosos y sí con enorme curiosidad, capacidades muy superiores a las nuestras, tendencia al cotilleo, falta de tacto y gusto notable por molestar. El mundo cambiará por completo. Libro resultado de la expansión de un trabajo más corto publicado en 1954 y obra también conocida como Marcianos, Go Home! en otras ediciones.


Mi opinión. Novela divertida, que no graciosa, con un humor que tiende a lo blanco (pero “juguetón” a veces), bastante teatral, bastante corta y además rapidísima de leer, que usa muchas realidades sociales y políticas de la época pero sin tratar de ahondar en ellas, que podría verse como un homenaje malévolo pero humorístico a las tendencias de las tramas muchos autores de género de su generación (que recurrieron a la invasión alienígena con frecuencia), por la que no pasa el tiempo, salvo tal vez en lo estilístico, porque su propuesta es intemporal desde lo atrevido y bastante curiosa para los lectores, en especial los más habituados a la ciencia ficción, pudiendo servirles de purgante.


Destacado. Que a lo largo de mi vida ya he tenido que hacerme con cuatro ejemplares distintos porque siempre ocurre algo y me quedo sin este libro.


Potenciales Evocados. La antítesis de Crónicas marcianas en casi todos los aspectos, protagonizada por unos Mr. Mxyzptlk molestos de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin