viernes, 26 de septiembre de 2014

LA REINA DE LAS ESPADAS. Michael Moorcock (1971)



-Para los interesados en este tipo de partidas, suben las apuestas.-




Lo que nos cuenta. La sonrisa de Rhalina es un bálsamo para Corum pero su alma sigue llena de rabia y ansias de venganza, por lo que resuelve no retrasar más su búsqueda de Glandyth para ajustar cuentas. Cuando Jhary-a-Conel llega al castillo Moidel, Corum empieza a conocer más del Campeón Eterno a través de tiempos y espacios pero también recibe noticias de que su enemigo está encontrando aliados y que Xiombarg, la Reina de las Espadas, tiene un agente en este plano de la realidad para asegurar su victoria y la del Caos sobre Arkyn, la Ley y el propio Corum, su peón. Segundo libro de la Trilogía de las Espadas.


Mi opinión. Continuación de la trilogía, con más Fantasía dimensional y mágica que el anterior aunque aquí haya batallas gigantescas con elementos sobrenaturales, que a diferencia de muchísimos otros segundos libros de una trilogía no sufre el síndrome habitual sino que en esta ocasión cambia el registro del primero para acercarnos a otro tipo de trama de mayor calado en el trasfondo y que mostrará el camino hacia el último libro, también bastante corto en extensión como el primero pero mucho menos rápido de leer y que ofrece un entretenimiento algo distinto al que proponía el inicio de las aventuras de Corum.


Destacado. El personaje de Gaynor el Maldito, su historia y personalidad.


Potenciales Evocados. Cada vez más cercano a la última parte de las Crónicas de Ámbar pero mucho más “mitológica” que convencionalmente épica; de aquí pudieron salir algunas ideas para Malaz, aunque tuvieran que actualizarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin