domingo, 26 de octubre de 2014

EL REY DE LAS ESPADAS. Michael Moorcock (1971)



 photo 413ElCaballeroDeLasEspadas_zps42f1d41d.jpg-Fanfarria final.-




Lo que nos cuenta. Corum está viendo como la antigua fortaleza de su familia, el castillo Erorn, está siendo reconstruido y las cosas parecen ir bien, la gente es feliz y las cosechas son buenas, pero sentimientos de rabia, rencor y agresividad empiezan a manifestarse entre amigos, aliados e incluso entre los más cercanos a Corum. Y es que el Rey de las Espadas, Mabelode, está buscando una aproximación más indirecta a la victoria, por lo que Corum tendrá que viajar buscando una solución al mal que les está atacando desde dentro y contra el que Arkyn, muy débil, no parece que pueda ofrecer solución más allá de indicar que deben buscar Tanelorn. Tercer y último volumen de la Trilogía de las Espadas.


Mi opinión. Remate a la trilogía con el libro más “dimensional” de la saga, que si bien no reniega de los combates y las luchas prefiere ofrecer más búsqueda de información, respuestas y verdades, sin la menor duda el más excesivo de los volúmenes de esta serie respecto a las implicaciones espaciotemporales y el que más juega (o da más juego, según lo miremos) con el concepto del Campeón Eterno, que pudo haber ayudado a crear la idea de la “Fantasy Opera” que duerme en la cabeza de muchos lectores de género pero nunca se ha terminado de usar como etiqueta (que yo sepa), con más datos de trasfondo que las dos novelas anteriores pero menos entretenida a pesar de que pueda hacer pasar un buen rato a los más aficionados a la Fantasía con vocación de lectores arqueológicos de género.


Destacado. La intervención de otras manifestaciones o encarnaciones del Campeón Eterno, pero para bien y para mal.


Potenciales Evocados. Momentos de American Gods pero desde la perspectiva de la Fantasía Épica de hace más de cuarenta años y con el toque dimensional lisérgico del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin