miércoles, 3 de septiembre de 2014

FUENTES DEL PARAÍSO. Arthur C. Clarke (1979)



-Mezcla de Hard con reflexiones indirectas claramente personales.-


 photo 420FuentesDelParaiso_zps803e645e.jpgGénero. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. En el siglo XXII Taprobane es una nación del sudeste asiático en la que Vannevar Morgan, ingeniero jefe de una división de Construcciones Terraqueas y conocido por ser el responsable del impresionante puente que une Europa con África sobre el estrecho de Gibraltar, considera que se dan todas las circunstancias necesarias para plantearse construir un ascensor espacial (o una torre orbital) de miles de kilómetros de altura que comunique la Tierra con el espacio hasta una órbita estacionaria. Pero la historia de Taprobane, sus tradiciones, costumbres y creencias, dificultan la tarea ya que el lugar exacto que conviene al proyecto es una montaña de carácter sagrado para la mayoría de los creyentes del país.


Mi opinión. Novela de género que crea paralelismos entre unos ficticios pasado, presente y futuro con la intención de cohesionar más (y de dotar de más fondo) la trama, que además de la parte del león Hard que constituye la creación del gigantesco ascensor tiene tiempo para hablar de lo permanente y lo efímero (tanto desde el punto de vista físico como desde el más inmaterial) intentando, en realidad, arropar ese Hard con “algo más”, innatamente positiva, rápida de leer, algo falta de garra, relativamente entretenida tanto por la variedad de lectores como por las diferentes líneas de trama (aunque relacionadas) que vemos en sus páginas, previsible en cuanto a los qué y no en cuanto a los cómo, muy conocida dentro de la gran producción del autor pero no necesariamente entre lo más destacado de la misma.


Destacado. El artefacto extraterrestre que pasa por el Sistema Solar y el uso que hace el autor de esa circunstancia para comentar todo aquello que le apetece.


Potenciales Evocados. El recurso del ascensor espacial, usado más veces en la Ciencia ficción pero en esta ocasión con volcado en su ejecución más que en su presencia y uso; aires de algún momento de Tiempos de arroz y sal cuando se habla del pasado de Taprobane.

2 comentarios:

  1. Del ascensor espacial existen otra novela de la que, creo recordar, se acusa a Clarke de copiar, sino el argumento, si al menos la idea.
    Hace muchos años que leí ambas y lo único que recuerdo del tema es la polémica por la aparición de ambas novelas casi al unísono, y la teoría científica en la que se basan para novelar la construcción de un ascensor espacial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, PECE.

      Creo que usted se refiere a "La telaraña entre los mundos", de Sheffield. En realidad esa novela cita el ascensor pero su trama no se centra en él. La de de Clarke sí, en el ascensor, su construcción y significado.

      De todas formas, son bastantes las novelas o relatos que tienen un ascensor espacial en sus páginas, aunque sea de forma menor o indirecta.

      Gracias por su aportación.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin