domingo, 7 de septiembre de 2014

VISIÓN CIEGA. Peter Watts (2006)



-Entre los vértices de un triángulo formado por lo curioso, lo raro y lo original.-

 photo 424VisioacutenCiega_zps72a4c0fa.jpg


Género. Ciencia ficción.

Lo que nos cuenta. Siri Keeton es un sintecista muy reconocido cuyas habilidades se ven reforzadas por sus patologías neuropsicológicas (y su tratamiento) que forma parte de la tripulación de cinco especialistas (muy diferentes en personalidad, formación y, en el caso de uno de ellos, incluso en especie) enviados a finales del siglo XXI a bordo de la nave Teseo, controlada por una IA, al punto en el que parece haberse recibido la información que más de 60.000 sondas extraterrestres tomaron repentinamente de la Tierra. La misión es descubrir al receptor y, si es posible, establecer el primer contacto con una inteligencia no terrestre.

Mi opinión. Curiosísima novela que paga un enorme peaje narrativo por lo farragoso de sus desarrollos (que no de sus contenidos) que afecta al valor intrínseco de lo que se nos quiere contar (aunque, tal vez, profundizando con algo de malicia, es posible que sea la única forma de contar la historia sin que se vean a primera vista las “cremalleras del traje de goma del monstruo”, ya me entienden…) , que sin ser nada nuevo tomando sus diferentes conceptos por separado sí que lo fue desde la conjunción de los elementos que ofrece en sus páginas, pastosamente contada, poco esperanzadora en muchos sentidos, de personajes que lucen personalidades límite (y modificaciones acordes) cada uno a su manera pero que, a la vez que eso hace muy difícil encontrar puntos en común con el lector, simultáneamente ilustra perfectamente los “tonitos” lejanos, fríos e impersonales del libro, interesante en cuanto a los alienígenas, irregular en ritmo y potencia, nada fácil ni cómoda, pero con todo ello una novela de género poco habitual y con voz singularmente propia.

Destacado. La calificación que muchos le dan de Ciencia ficción Hard y que no acabo de entender de donde puede venir la idea (ah, sí, esperen, que terminologías latinas, neurociencias varias, notas y apéndices con supuestos orígenes técnicos y científicos de cosas poco probables y demás fuentes de “palabros” y “cocetos” pueden impresionar). O tal vez sea Hard y es un humilde servidor el que está equivocadísimo, que todo puede ser.

Potenciales Evocados. Aquí está el meollo del asunto, porque en realidad esta novela es la combinación de muchas cosas, desde aires de Dead Space en versión lovecraftiana a conceptos del Weyland de Charnas, pasando por disfraces de Egan mal cosidos que en realidad se parecen a Clarke pero “inquietantemente oscurecidos y bla bla bla” e incluso situaciones paridas por Watson pero cambiando el entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin