sábado, 31 de enero de 2015

UN MUNDO FELIZ. Aldous Huxley



Portada del libro Un mundo feliz, de Aldous Huxley
Edición en español (2013)
-Una de las distopías por excelencia.-


Género. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. En el libro Un mundo feliz (publicación original: Brave New World, 1932), el director del Centro de Incubación y Condicionamiento de Londres encabeza una visita guiada a sus instalaciones para un grupo de nuevos alumnos, incluyendo las incubadoras donde se crían Alfas y Betas, pero también, aunque previa aplicación del método Bokanovsky, Gammas, Deltas y Epsilones, una forma de controlar los nacimientos y mantener la estabilidad, algo muy importante en una sociedad en la que los valores de Comunidad, Identidad y Estabilidad son los pilares de una forma de vida que es la única que conocen sus felices y aplicados ciudadanos, incluyendo al director y a los propios alumnos.


Portada del libro Un mundo feliz, de Aldous Huxley
Edición en español (1999)
Mi opinión. Novela entre las abanderadas e iconos de la distopía, que en su tiempo sobresalió por narrar desde la aparente glorificación y dejar al lector la crítica (ahora esa aproximación al tema está bastante trillada), llena de referentes socioeconómicos, políticos y culturales de nuestra historia en sus páginas a través de sustantivos y nombres propios que funcionan como balizas de lo que se quiere poner en tela de juicio, mucho más agresiva en lo político desde perspectivas de su tiempo que ahora (porque uno de sus blancos, la URSS, ya no está), algo que le ocurre también a su posible vena provocadora (hoy ya no nos escandalizamos de manera tan fácil), llena de simbolismos bastante obvios si se tiene una cultura general respetable, tan fría como seca de manera acertada y una novela interesante desde la perspectiva de clásico de referencia en su temática.


Destacado. Un ejemplo literario de que la ignorancia es felicidad, sobre todo si no se sabe qué se ignora.


Potenciales Evocados. Juega en la misma liga que 1984 y Fahrenheit 451, con eso creo que lo digo todo, pero aunque practica el mismo deporte ofrece una táctica de juego distinta.

4 comentarios:

  1. Novelón, estimado Olethros. Leí esta obra en 2004, cuando vivía en Asturias, y el recuerdo de su lectura me traslada de inmediato a esa época, en la que el mío también era "un mundo feliz". Cada día leía un rato en el coche, antes de entrar al trabajo, de una edición de la biblioteca pública que estaba hecha polvo.Más tarde me compré una edición rústica. La "resonancia" que dejó en mí me hace evocarla muy visualmente, como una película clásica de ciencia-ficción. Estoy de acuerdo con su apreciación al agruparla con Farenheit y 1984, aunque personalmente me parece la más floja de las tres (sin que ello sirva de menosprecio). Igualmente siempre me ha llamado la atención la potencia de su título original: "Brave new world". Me parece un título bellísimo. Acertada su reseña, como suele ser habitual. Un saludo cordial, amigo. Benjamín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros evocan de muchas maneras, ¿no?

      Gracias por su aportación, Benjamín.

      Eliminar
  2. Sin haberla leído también me daba un aire a "1984" -que sí he leído. Esta, por supuesto, la tengo pendiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya nos contará qué le pareció cuando lo lea, si es tan amable, Bea.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin