miércoles, 29 de abril de 2015

ÁNGELES ASESINOS. Michael Shaara



-Interesante aproximación a la batalla de Gettysburg.-


Portada del libro Ángeles asesinos, de Michael Shaara
Edición en español (2006)
Género. Novela histórica.


Lo que nos cuenta. En el libro Ángeles asesinos (publicación original: The Killer Angels, 1974), y tras un breve esbozo de la situación social, política y económica que llevó a la secesión de varios estados del sur de los USA y del rumbo de la Guerra Civil de los Estados Unidos de América durante cierto tiempo, acercamiento a la batalla de Gettysburg, las circunstancias que la propiciaron y el propio desarrollo de los combates.


Mi opinión. Interesante libro, que desde el principio hasta el final (de manera literal) deja claro que no es nada convencional porque juega con estilismo de la novela, del ensayo e incluso con toquecitos de biografía para llevarnos a cómo se gestó la gran batalla de Gettysburg (e incluso la propia guerra) y cómo se desarrollaron los acontecimientos esos tres sangrientos días, no siempre próxima a las concepciones historiográficas más habituales (en especial a la hora de sugerir puntos de inflexión reales o potenciales) pero sin alejarse tampoco, con mucha ficción pero no sobre los propios hechos y solo para suponer caracteres y personalidades de muchos de sus protagonistas reivindicando el papel de varios, de ritmo quedo pero implacable, sólida en lo narrativo, sin aspavientos ni efectismos de ninguna clase (aunque se nota que trata de imitar, en los diálogos, un estilo que se pudo usar entonces y no ahora), de vocación realista y, debo insistir, interesante en su temática y género ahora (en el momento de su publicación, muy llamativa por cómo contó las cosas, aunque ahora esa forma ya es bastante conocida y usada).


Destacado. La sensación de realismo.


Potenciales Evocados. Cambiando entornos y tiempos, el tono serio, seco y marcial de El águila en la nieve pero con más espacio para lo que sienten los soldados; nada que ver con propuestas sobre batallas como La batalla, por poner un ejemplo, y más cerca de La batalla. Historia de Waterloo desde la perspectiva del ejercicio estilístico (pero no del tono).

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Tengo este libro en mi lista infinita de lecturas pendientes pero a saber cuándo encuentro un hueco para leerlo. :S
    Una reseña genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímese a leerlo y ya nos contará su opinión.

      Gracias por su aportación, Abracalibro.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin