domingo, 8 de febrero de 2015

LA ESTRELLA DE PANDORA. Peter F. Hamilton



-Mucho no tiene porqué ser sinónimo de bueno y además tiene desventajas.-


Portada del libro La estrella de Pandora, de Peter F. Hamilton
Edición en español (2012)
Género. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. En el libro La estrella de Pandora (publicación original: Pandora's Star, 2004), el descubrimiento de los agujeros de gusano y su manipulación permite que la Humanidad se expanda con rapidez por su sector de la galaxia. Cuando una observación astronómica revela que el recubrimiento de dos estrellas lejanas mediante algún tipo de campo se realizó de forma casi instantánea, se recupera la navegación estelar (obsoleta por los agujeros de gusano) para ir a ese lugar apartado del área de influencia de los humanos y averiguar qué ha pasado. Durante su expansión, la humanidad ha encontrado alienígenas aparentemente no hostiles pero cierto grupo de personas, activistas y criminales para algunos, creen que no es así y que en realidad el gobierno de la Federación está siendo manipulado. Primer libro de la Saga de la Federación o Saga de la Commowealth para otros.


Mi opinión. Trabajo abrumador en lo volumétrico gracias a su sobrepeso (o incluso lastre en muchas ocasiones), de formas sencillas que se arropan (o lo intentan) mediante una enorme cantidad de detalles de género pero que no son novedosos si el lector se detiene a pensarlo, coral y con muchísimas pequeñas tramas que no siempre aportan a la general (poco creíble “astropolíticamente” hablando, por cierto) por más que nos ofrezcan diferentes aspectos de la personalidad y trasfondo de alguno de los personajes, con mucho déjà vu por separado pero camuflado desde la perspectiva global, que usa técnicas y formas que, por lo general, se reservan para los Best Sellers generalistas pero que en esta ocasión los usa el autor para hacer género, nada Hard a pesar de los “palabros”, de ritmo irregular y lleno de trompicones, con alguna inmersión en áreas reservadas a la fantasía pero traídas aquí por los pelos y con resultados discutibles, que mezcla thriller de acción, Space Opera, ciencia ficción militar, xenopolítica y conspiraciones para ofrecer un libro entretenido en general pero que por un lado puede impresionar a los impresionables con facilidad (algo que se cura con tiempo y leyendo mucho, además de variado) y por otro provocar rechazo a los más curtidos (la insensibilización no suele tener marcha atrás, por desgracia, porque, oh, quién pudiera volver a maravillarse de manera sencilla con según qué).


Destacado. La primera aparición de MontañadelaLuzdelaMañana y su manejo narrativo.


Potenciales Evocados. Forsyth (por los recovecos y enlaces en la trama) y Follett (por las “vivencias” personales de los protagonistas) haciendo Space Opera y mirando de soslayo a cosas como La paja en el ojo de Dios (o más bien de su segunda parte, El tercer brazo), Endymion, Carbono alterado e incluso Alt 47, sólo por poner algunos ejemplos casi obvios entre muchos (muchos, insisto) otros posibles.

2 comentarios:

  1. Olethros, una reflexión a raiz de su comentario acerca del sobrepeso de la novela: ¿Por qué en los últimos tiempos la consigna parece ser "cuanto más gordo sea el libro, mejor"? ¿Es algo "sugerido" por las editoriales o autoimpuesto por los propios escritores? Parece como si para hacer una buena obra, fuera condición sine qua non, que la novela tenga mil páginas o más, aunque luego tengas que transportar el libro en carretilla. No deja de sorprender que en los años cincuenta, sesenta o setenta, escritores como Clarke, Simak, Bradbury, Heinlein, Dick o Asimov fueran capaces de condensar en doscientas o trescientas páginas auténticas obras maestras.Eso es capacidad de síntesis y lo demás tontería. A una gran parte de las novelas que se llevan publicando desde los últimos diez o quince años, les sobra paja y les falta trama y desarrollo de los personajes, y lo que es peor, les falta una voz propia.
    Buen trabajo y excelente reseña. Un saludo de Benjamín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé, Benjamín. No sé que hay detrás, pero es obvio que algo hay porque es una tendencia y no una suma de casos aislados.

      Respecto a la última parte, la de lo que sobra y falta, sí tengo una teoría, y es el aumento de la oferta. Creo que hay muchísimas buenas ideas pero no suficiente pericia técnica para contarlas.

      Gracias por su aportación, Benjamín.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin