miércoles, 30 de mayo de 2018

XENOS. Dan Abnett



-Producto bajo franquicia pero con momentos brillantes.-


Portada del libro Xenos, de Dan Abnett
Edición en español (2002)
Género. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. En el libro Xenos (publicación original: Xenos, 2001), y tras presenciar el contenido de las inquietantes imágenes guardadas en un módulo de memoria, conocemos al inquisidor imperial Gregor Eisenhorn que, junto a su equipo, acaba de llegar al planeta Hubris en persecución de Murdin Eyclone, un sectario terrorista al servicio de los señores del caos. Y es que Eisenhorn está al servicio del Emperador para eliminar a cualquier clase de criminal, mutante, malvado, alienígena, demonio o todo aquello que pudiera amenazar la pureza de la humanidad y la Ley Imperial. Eisenhorn descubrirá que detrás de Eyclone hay un plan que implica una amenaza mucho mayor. Primer libro de la trilogía Eisenhorn.


Mi opinión. Trabajo bajo franquicia de Games Workshop y al servicio de su juego de estrategia con miniaturas Warhammer 40.000, que cuando se olvida de señalar detalles técnicos de su trasfondo (armamento, equipo, etc…) y se centra más en la narración ofrece unos resultados interesantes, con un comienzo lleno de fuerza y velocidad, una primera persona muy noir y acorde con el protagonista, Eisenhorn, figura principal del libro y que devora al resto de los personajes que no son más que sombras a su lado, lleno de pequeñas cosas que lo hacen brillar, con bastantes altibajos a lo largo de sus páginas (alguno bastante pronunciado en pendiente negativa), muy rápido de leer, entretenido y destacado entre este tipo de productos (no se olviden de que es un trabajo bajo franquicia, que relativiza bastante).


Destacado. Lo bien que funciona el libro cuando Abnett se olvida que debe escribir bajo franquicia.


Potenciales Evocados. Algo equivalente a lo que supusieron los trabajos de Stackpole para Battletech, pero por la técnica y no por la trama; Solomon Kane mucho más mayor, con tecnología, en ambientes noir futuristas y cierto corazoncito aunque no lo parezca entre tantos muertos a su paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin