miércoles, 11 de febrero de 2015

LA SEMILLA DEL DIABLO. Ira Levin (1967)



-Ahora y en su tiempo, bastante distintas.-


 photo 01LaSemillaDelDiablo_zps19841242.jpgGénero. Novela (dejémoslo ahí, por si mi fútil intento pudiese enfrentarse a casi medio siglo de spoilers).


Lo que nos cuenta. Rosemary y Guy Woodhouse son un matrimonio reciente en busca de apartamento que alquilar, pero los que siempre les habían gustado en el bloque de apartamentos Bramford no estaban disponibles. La repentina muerte de una anciana inquilina les permite ser los inquilinos de un apartamento de cuatro habitaciones. Aunque un amigo de Rosemary le habla de la mala fama del edificio, con una historia de tragedias y habitantes cuando menos inquietantes en su haber, la pareja se instala rápidamente y comienza a conocer a su vecinos, todos con sus particularidades pero extremadamente amables. Libro también conocido como El bebé de Rosemary, un título más cercano al original y menos… bueno, ya saben...


Mi opinión. Novela muy rápida de leer, que en su tiempo sirvió para romper ciertos esquemas preconcebidos y además permitir que los novelistas pudiesen tratar según qué temas sin lamentarse por su fama o situación económica, que aunque hoy en día se puede ver un poco “blanda” (o mucho, para que engañarnos) debido a las evoluciones de gustos y estilos fue en su momento bastante impactante (no puedo entrar en detalles por aquello de los spoilers) y hoy todavía puede ser de interés (especialmente para entender los rumbos de ciertos géneros y subgéneros), que esconde crítica costumbrista y social de su tiempo entre sus párrafos, que maneja muy bien las atmósferas (entendemos perfectamente por lo que debe estar pasando nuestra protagonista), narrativamente sencilla y sobria,  personajes al servicio de la trama con excepción del la protagonista, descripciones aparentemente comunes pero interesantes por varias razones y, en resumen, un libro entretenido pero sin ninguna clase de alardes.


Destacado. Uno de los ejemplos que la adaptación cinematográfica de un libro no tiene porqué ser inferior en potencia, e incluso puede superar sus cotas. Digo eso porque no quiero ni comentar la elección del título en español…


Potenciales Evocados. Por si han estado el último medio siglos sin saber de este libro, me los debería ahorrar, pero como lo considero muy poco probable les diré que pueden pensar en dos películas de Alex de la Iglesia, La comunidad y otra que…

6 comentarios:

  1. Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Quisiera disculparme por dejarte un comentario en el blog, pero no he encontrado otra manera de contactarte. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su interés en los contenidos de este blog, Natalia.

      Eliminar
  2. Estimado Olethros: Toda la traducción de este libro (empezando con el título), es bastante mediocre. Coincido con usted en la fuerza que ha perdido con el paso de los años y en que la peli supera la obra original. Aún así, la tengo en mi biblioteca junto a El exorcista, La profecía, The Amityville Horror, Burnt Offerings y Hell House. Los clásicos, con los clásicos. Y los clásicos del Horror, con los clásicos del Horror. Saludos cordiales. Benjamín.

    ResponderEliminar
  3. No sé porqué aquí se empeñan en traducir los títulos de una manera tan fantasiosa: si que da mal lo literal, yo creo que sería mejor dejar el título original, peor en todo, me refiero (series, películas, libros...). En cuanto al libro, desde que me enteré de que existía, quise leerlo, pero aún está a la espera. En cine si que habré visto un par de adaptaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo lo de los títulos, pero lleva pasando ya tantos años que alguna razón supuestamente importante debe estar detrás.

      Gracias por su aportación, Bea.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin