viernes, 25 de abril de 2014

BATTLE ROYALE. Koushun Takami (1999)



-Otro ejemplo de la eterna lucha entre conceptos y desarrollos.-

 photo 305BattleRoyale_zps0b96bb31.jpgGénero. Ciencia ficción.

Lo que nos cuenta. La dictatorial y militaristamente expansiva República del Gran Oriente Asiático mantiene un control autoritario sobre sus habitantes y territorios. Por diferentes razones, cada año se coloca a los estudiantes de 50 clases de instituto (highschool) diferentes en un lugar aislado y remoto para que se maten entre ellos bajo observación y grabación audiovisual, con unas mínimas reglas de enfrentamiento más para el control de los participantes que para otra cosa, hasta que sólo quede un superviviente (léase, “vencedor”). Vamos a ser testigos de lo que sucede con el curso tercero B del instituto Shiroiwa y sus 42 estudiantes.

Mi opinión. Ucronía distópica maléficamente cruenta (mucho más allá de los litros de hemoglobina derramados, pero cuidado que su fina ironía geopolítica y social puede escapar a la atención del lector entre los charcos de sangre), que juega con lo horrible, lo cómico, lo aterrador, lo práctico, lo escandaloso y lo lisérgico, narrada con un estilo en el que se atropellan al principio de las hostilidades el alto ritmo y el aluvión de datos personales de dudosa pertinencia pero que a la vez son una forma de ofrecer al lector otra forma de cínico retrato social, con sobrepeso y tendencia a las variaciones sostenidas sobre los mismos temas, chocante por momentos (quizás fuese esa la intención del autor) al comparar las preocupaciones de los personajes con la situación en la que están metidos, de protagonistas y secundarios arquetípicos a su manera, algo rugosa, muy “japonesa” por momentos pero perfectamente comprensible para casi cualquier cultura y enfermizamente entretenida.

Destacado. Gran idea de partida con trasfondo malévolamente interesante por más que únicamente veamos pequeños detalles.

Potenciales Evocados. Un cruce entre Humor amarillo y Los juegos del hambre, con más sangre y mala intención que el primero y mucho más creíble en trasfondo y trama que la segunda, con muchos estereotipos de estudiantes de instituto, la mayoría conocidos por todos nosotros a grandes rasgos, para ofrecer un cruel homenaje a Orwell.

8 comentarios:

  1. Vi la película y me resulra sorprendente que haya dado para un libro (para 2 si contamos los juegos del hambre). En fin, hay gente para todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué malvado es usted a veces.

      Gracias por su aportación, Alyrodri.

      Eliminar
    2. El libro fue primero que la pelicula

      Eliminar
    3. Gracias por su aportación, Jaime.

      Eliminar
  2. Parece tener ecos lejanos de La larga marcha y El fugitivo, ambos de Stephen King...Un saludo a todos. Benjamín.

    ResponderEliminar
  3. Tal vez de la primera, de lejos, pero no creo que de la segunda.

    Gracias por su aportación, Benjamín.

    ResponderEliminar
  4. Cuando me enteré de que fue el que inspiró a Suzanne Collins en "Los juegos del hambre", me lo apunté. Espero que sea mejor que este que comento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La inspiración es relativa, pero está ahí. Que sea mejor o peor es cuestión de gustos, pero lo que sí que es muy diferente.

      Gracias por su aportación, Bea.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin