domingo, 6 de abril de 2014

EL CANTO DEL CISNE. Robert McCammon



Portada del libro El canto del cisne, de Robert McCammon
Edición en español (1991)
-Postapocalipsis coral.-
 



Lo que nos cuenta. En el libro El canto del cisne (publicación original: Swan Song, 1987), la Tercera Guerra Mundial estalla y el poder de las armas nucleares hace daños casi irreparables a las estructuras que sustentan los Estados Unidos de América, además de millones de víctimas. Tras los ataques, los pocos supervivientes luchan por no sucumbir a la radiación y a la amenaza de otros de los que han sobrevivido, que en algunas ocasiones parecen dirigidos por una entidad maligna que está interesada en terminar el trabajo de los misiles con algún tipo de arma que no se llegó a poder usar.


Mi opinión. Novela larga (que no densa sino, muy al contrario, fácil de leer) con algo de sobrepeso, bastante entretenida, de ritmo estable y más que suficiente, con personajes arquetípicos en estas lides contemplados desde una visión general pero todos con algo distintivo (y alguno muy curioso y poco trillado en el género por la forma que tiene de afrontar su realidad) y con unas motivaciones tan claras para el lector como diferentes en cada caso, que no ahonda en el trasfondo general tras la catástrofe y solo lo usa como decorado para armar la trama, que podría ser clasificada como thriller de horror postapocalíptico, y entre lo más destacado del autor (y quizás hasta del subgénero pero desde perspectivas sobrenaturales).       
 

Destacado. Detalles interesantes en la construcción de los personajes que les dan más “vida”.


Potenciales Evocados. Inevitable pensar en Apocalipsis de King en cualquiera de sus dos versiones, pero tiene ciertos tonos y direcciones que, a pesar de las similitudes generales de sus conceptos (y alguna singular, también hay que decirlo), las diferencian con claridad; a ratos, cruce entre la última parte de Ill wind, La tierra permanece y The day after.

2 comentarios:

  1. Estimado O Gladius: Créame si le digo que siento una envidia sana de usted por culpa de esas ediciones míticas de Martínez Roca en su sección de Gran Super Terror que, de vez en cuando, nos presenta en su blog. Dicho lo cual, le comentaré que éste es un autor interesante. Hace unos quince años leí una colección de relatos de él llamada "Mundo azul" que me gustó mucho. Un par de años después, en unas vacaciones,me encontré otro libro suyo de vampiros titulado "Sed de sangre" y lo compré sin dudar. El título que usted reseña de forma tan magistral como siempre, no lo conocía, pero intentaré localizarlo en alguna librería de viejo; supongo que estará descatalogado. Es muy cierto que evoca a King, sobre todo en algún costumbrismo norteamericano, pero es que la sombra del maestro de Maine es tan alargada... Saludos cordiales y siga adelante con su titánica labor: los que vamos a leer, siempre le saludamos, amigo. Benjamín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Benjamín.
      Este es el tercer libro de MacCammon que reseñamos aquí (antes fueron "La hora del lobo" y "Mary Terror"). Alguno más será reseñado. De todos los libros de este autor que he leído este quizás sea el más completo, que no necesariamente el más redondo, pero es más que entretenido.

      Gracias por su aportación y sus buenas palabras.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin