jueves, 19 de julio de 2018

ACOSADOS. Varios autores



-Valores de la época que reservan sus mejores trabajos para otros libros.-

Portada del libro Acosados, de varios autores
Edición en español (1991)
Género. Relatos.

Lo que nos cuenta. El libro Acosados (publicación original: Stalkers, 1989), con el subtítulo Cazadores y víctimas, es una antología de relatos de horror (tres menos en la edición española que en la publicación original) centrados en esa temática, con Ed Gorman (también responsable del breve prólogo) y Martin H. Greenberg como antologistas, que nos ofrecen varias tramas noir policiales muy distintas, otras con la carretera como decorado pero en aproximaciones diferentes, ratas mutantes fugadas de laboratorios y psicópatas de varias clases, entre otros temas.

Mi opinión/Destacado/Potenciales Evocados.

   - Atrapados (Dean R. Koontz): trabajo que sigue al pie de la letra la oferta más habitual del autor, que en esta trama se “autoplagia” al mezclar cosas y momentos de Darkfall, Luna de invierno y Víctimas.

   - Huida (John Coyne): interesante acercamiento técnico, narrativo y estilístico a la mente perturbada de un hombre que se cree bueno.

   - El hombre de los lagartos (Robert R. McCammon): relato que nos lleva al survival horror en un pantano para, al final, señalar otros rumbos que tal vez cojeen bastante.

   - Pilotos (Joe R. Lansdale y Dan Lowry): propuesta excesiva pero atractiva a la vez, que lleva el tema de la antología a las carreteras y sustituye al asesino en serie por el equipo de asesinos en serie con un trasfondo algo excesivo también, como no podía ser de otra forma.

   - Cazador (Ed Gorman): trabajo honroso sobre la búsqueda de un asesino que creyó salir impune pero que peca, en mi opinión, de optimista y además parece la introducción a algo mayor.

   - Terminar el trabajo (Rick Hautala): noir slasher que se ve venir pero que se las arregla para que el lector no pueda suponer (porque el relato hace trampas en ese sentido) por dónde viene.

  - Los hijos de Caín (Al Sarrantonio): personalidades psicopáticas asesinas ¿contagiosas?, alguna escena desagradable (premio para el escritor aunque lo logre con recursos muy vistos que siguen funcionando) pero con sensibilidad llamativa para abordar el tema.

   - Miss Diciembre (Rex Miller): trabajo noir procedimental que parece modificado por el autor para que la trama cuadre en la antología, pero se nota que esa modificación no estaba en el origen del trabajo.

   - Despidos (John Maclay): trama de espíritu Barker en su concepción primaria pero con una ejecución menos cruenta y sí mucho más lángida.

   - El fuego sagrado (Charles de Lint): otro de los relatos que se ve venir desde lejos, y esta vez no hay sorpresas de la menor categoría al respecto, cuya ejecución técnica no hace levantar el vuelo de la idea tan manida.

   - Hechos darwinianos (Barry N. Malzberg): horror surrealista con tintes “realistas”, porque lo que sucede nos recordará a un evento muy conocido, pero con una ejecución técnica llamativa e interesante.

   - La cacería (Richard Laymon): otro de los relatos que se ve venir desde lejos, con un final que trata de arreglar esa circunstancia pero que lo hace más “incompleto” o menos “verosímil”.

   - Madre Tucker (James Kisner): trama de “justiciera” vengativa que también se ve venir y cuya ejecución tampoco consigue levantar el vuelo del relato.

  - Jezabel (J. N. Williamson): llamadas extrañas, amenazas intangibles y unos resultados que pueden dejar poco poso y sensaciones de intrascendencia.

   - Lo que decía Chelsea (Michael Seidman): relato abierto a varias interpretaciones, todas inquietantes, pero que no termina de cuajar.

   - Ribereños (Trish Janeshutz): localización exótica, miedos primarios, fantasía oscura animista, breve pero bien narrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin