domingo, 8 de marzo de 2015

SOHO BLACK. Christopher Fowler (1998)


-Excesiva, irregular y, con todo, ocurrente por momentos.-




Lo que nos cuenta. Richard Tyler es un ejecutivo de la industria cinematográfica de Londres, ciudad en la que está en marcha una investigación sobre unas muertes un tanto extrañas. Richard es demasiado buena persona para encajar bien allí, sin ningún éxito famoso en su haber y actualmente trabajando en un proyecto que implica un elefante vengativo y sobrenatural que persigue al que profanó un templo. Además, tiene problemas de salud, un hijo autista, algunas adicciones y bastantes deudas por culpa de una novia con la que ha roto recientemente y, por si fuera poco,  está a punto de perder su trabajo. Pero su vida va a cambiar radicalmente en cuanto se muera.


Mi opinión. Curiosidad interesante a ratos, que desde el principio muestra cómo va a transcurrir la propuesta, llena de referencias cinematográficas más o menos deformadas con cierta gracia, pero que tarda en meterse en materia y que el lector pueda situar el corazón de la trama, con una coralidad extraña pero que funciona una vez que el autor permite ir atando los cabos aunque luego decida tomar direcciones narrativas discutibles, hilarantemente cruel con la industria cinematográfica, con manejos intencionalmente vulgares de lo supuestamente chic o fashion, entretenida dentro de un orden y fácilmente olvidable en su generalidad pero no así en varias de sus particularidades .


Destacado. Tiene momentos bastante graciosos, como las revisiones de algunas películas o las críticas de cine falsas del final.


Potenciales Evocados. Palahniuk, muy bajo de forma y después de leer Kraken, tiene una idea y decide explorar nuevos senderos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin