miércoles, 25 de enero de 2017

VENUS EN LA CONCHA. Philip José Farmer (1974)



-Despropósito que, en ciertos momentos, resulta divertido.-


 photo 01.CienciaFiccioacutenSeleccioacuten31_zpsnhxjqjyd.jpgGénero. Ciencia ficción.


Lo que nos cuenta. Simón Wagstaff es el último hombre vivo en la Tierra, toca el banjo, está practicando sexo sobre la Esfinge con un robot femenino y tiene un encuentro con un viajero espacial del futuro. Sus dudas existenciales le llevan a emprender un viaje en busca de respuestas allá donde deba encontrarlas (sí, en serio). Escrita por Farmer con el seudónimo de Kilgore Trout, un nombre que le sonará a los más “vonnegutianos” de ustedes. En esta edición la novela va acompañada de un breve poema del autor, El pterodáctilo, oda al dinosaurio volador (sí, en serio), y del relato corto de Farmer Quemadura de piel, una esquizofrénica historia sobre espionaje, problemas dermatológicos y sexo.


Mi opinión. Ciencia ficción trash, o tal vez parodia de algunos de sus rumbos (o incluso, y no sería tan descabellado, del propio Vonnegut y su estilo más habitual), que introduce en su texto algunas poesías y ensayos ficticios a cuál más delirante, con mucho sexo pero softcore muy blanco, divertido para quien guste de lo que el libro presenta, entretenido si uno se aproxima a su lectura con la actitud correcta y no la pierde en ningún momento, no especialmente rápido de leer porque cuesta seguir el hilo de tanto despropósito, de atractivo para fans de Vonnegut con sentido del humor y abiertos a que se rían un poco del autor, o para fans de Farmer que quieran conocer más de los derroteros del escritor y no de sus novelas más potentes.


Destacado. El juego metaliterario con Trout, Vonnegut, los libros ficticios, el cabreo de Vonnegut, etc… Detrás de esta novela hay una historia estrambótica e interesante. Investiguen.


Potenciales Evocados. ¿Creían que La guía del autoestopista galáctico (Guía del viajero intergaláctico para otros de ustedes) era original del todo? Pues no. Lean esta novela y verán; momentos que podrían ser la versión New Wave sexual de los trabajos de Jack Vance.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin