jueves, 15 de mayo de 2014

KALPA IMPERIAL. Angélica Gorodischer


-Haciendo género de una manera muy especial, rebosando sensibilidad y señalando verdades universales.- 

Portada del libro Kalpa Imperial, de Angélica Gorodischer
Edición 1990

Género. Ciencia ficción (y no narrativa fantástica a pesar de que lo pueda parecer e incluso siga algunos de sus caminos, al menos en mi humilde opinión, aunque sea de un tipo un tanto especial y el hecho se le pueda pasar por alto a algún lector. Pero en realidad ni siquiera importa).


Lo que nos cuenta. Un anónimo narrador comparte con el lector once relatos sobre eventos ocurridos en algún momento de la historia del Imperio Más Vasto que Nunca Existió, protagonizados por diferentes personajes más o menos famosos tanto en los registros imperiales como en la memoria de muchos habitantes del imperio y que suelen mostrar gran cantidad (y profundos) aspectos de la naturaleza humana, los buenos y los malos.


Mi opinión. Trabajo muy especial (no conozco nada parecido escrito/creado en español), que nos habla de cómo es el ser humano mediante el disfraz de varias historias que sucedieron en un futuro muy lejano en el que la civilización ha pasado por varias épocas oscuras (no, el desajuste entre los tiempos no es casual) y en la que el comportamiento de los hombres, capaces de lo mejor y de lo peor, en el fondo no ha cambiado demasiado (y el repaso de muchas actitudes personales pero comunes es uno de los pilares de la novela), escrito con una técnica sencilla pero dificilísima de manejar con soltura y buenos resultados (y la presente obra lo consigue), de ritmo tan suave como cálido, con ecos intemporales, lleno de humor fino y realista, con personajes complejos desde su sencillez entre los que resaltan los femeninos ofreciendo, en conjunto, un libro destacable que tal vez pueda llegar a alejar a algunos lectores según avanzan en sus páginas ya que aunque hipnótico por momentos, todos los relatos siguen el mismo estilo, diseño y concepto general, entrando de lleno en las variaciones sostenidas por más que sus tramas cambien.


Destacado. Dos cosas. Una, que en su momento, me enseñó una palabra nueva: kalpa. La otra, que al inglés creo que lo tradujo Le Guin.


Potenciales Evocados. Con otro estilo y destinos (y menos ironía y socarronería, pero presentes también), aires de la saga de La tierra moribunda (compartiendo su aproximación a la ciencia ficción desde supuesta narrativa fantástica), mezclados con algo de la intencionalidad de Los tejedores de cabellos e, incluso, de las sensaciones Las mil y una noches con fondo más realista y e incluso eterno; aunque son supuestos instantes de la historia de un imperio, todo un muestrario de la naturaleza humana con sensibilidad (que no estilo) que recuerda a la de Lessing pero menos militante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin