martes, 13 de mayo de 2014

EL MUNDO DE LOS LADRONES. Varios autores (1979)


-Idea muy innovadora hace más de treinta años.-
 



Lo que nos cuenta. En la ciudad de Santuario, emplazamiento fundado por esclavos huidos al sur del Imperio Rankano antes de que anexionase ese territorio a sus posesiones y que durante un tiempo fue floreciente pero ahora va viniendo a menos, se entremezclan las vidas de diferentes personajes. Novela formada por una serie de relatos interconectados, coordinados por Robert Lynn Asprin para dar a este Fix-Up especial tanto consistencia como continuidad y que incluye trabajos suyos, de John Brunner, Lynn Abbey, Poul Anderson, Andrew Offutt, Joe Haldeman, Christine DeWees y Marion Zimmer Bradley. Primer libro de la serie El mundo de los ladrones.


Mi opinión. Entretenido trabajo (además de original cuando se concibió) que ofrece un formato poco común en aquellos tiempos (más común ahora) y unos desarrollos de la Fantasía que permitían adivinar los derroteros del subgénero en los siguientes años al presentar personajes con muchas gamas de gris, ambientes nada épicos e intrigas poco amables con muchas de las víctimas de las mismas e incluso de los intrigantes, pero simultáneamente se movía entre tramas bastante manidas en estas lides y sin demasiadas sorpresas, de estilo y características diferentes entre relatos igual que los propios autores (y sin estar entre los trabajos más reconocidos de la mayoría de ellos), con momentos aislados interesantes, rápido de leer e incluso gratificante hasta cierto punto.


Destacado. La idea. El primer libro que yo conocí con un mundo y personajes que son compartidos por varios escritores (igual, hasta de los primeros, por no decir el primero porque no tengo la seguridad, pero no hace mucho leí un dato de George R. R. Martin que confirma que fue el primero).


Potenciales Evocados. Concepto de trabajo en común más cercano en forma a Wild Cards I que a Mongoliad, pero situado en un trasfondo que parece la Adrilankha de Brust desde ópticas que mezclan, por momentos, a Vance con menos ironía, a detallitos de Kearny pero sin tendencias "históricas" y a Abercrombie menos inmisericorde, soez y divertido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin