jueves, 6 de agosto de 2015

MAESTRO DE ENIGMAS. Patricia A. McKillip


-¿Conoce esa sensación que se genera al beber un café que se nota hecho con un excelente grano pero que se ha aguado excesivamente? Pues eso.-



Portada del libro Maestro de enigmas, de Patricia A. McKillip
Edición en español (2004)
Género. Narrativa Fantástica.


Lo que nos cuenta. En el libro Maestro de enigmas (publicación original: The Riddle-Master of Hed, 1976) conocemos a Morgon, el príncipe de Hed, una isla diminuta en la que la labor del monarca está más relacionada con la supervisión del comercio que con asuntos más regios, y que descubre que la corona que ganó a un espectro en un duelo de enigmas está acompañada de la mano de la heredera de Anuin, Raederle, a la que conoció en el colegio que le formó en la resolución de enigmas. Deth, el arpista que le da la noticia, le acompaña en su viaje hasta la corte de Anuin pero el viaje se complicará de manera rápida y peligrosa. Primer volumen de la trilogía Juego de enigmas.


Mi opinión. Novela suave, amable sin querer porque lo es también cuando trata de exponer situaciones supuestamente peligrosas, poco detallista, por no decir confusa, en el trasfondo (igual que en buena parte de las circunstancias de la trama), con querencia a lo Young Adult, bien escrita pero sin alardes estilísticos y sí con prosa agradable y fluida, que propone una historia nada habitual en lo particular pero que siempre tenemos la sensación de conocerla ya en lo general, apoyada con fuerza en los personajes cuyas motivaciones son fáciles de entender y compartir, de ritmo ágil, muy rápida de leer y, quién sabe, de olvidar en lo concreto pero también de recordar siempre en líneas generales.


Destacado. Que, estando bien escrito, el libro está también falto de emoción.


Potenciales Evocados. Formas que podrían recordar a una mezcla de El trono de huesos de dragón sin la parte de combates de cara a la galería rolera y la trilogía de Las leyes del mar por aquello de la carga en personajes y sus conflictos más que en la acción propiamente dicha; nada que ver (ni resistiría comparación) con grandes de la fantasía que se usaron es su promoción; a Rowling se le pudo ocurrir alguna que otra cosa a partir de esta novela, quién sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin