sábado, 23 de marzo de 2019

CEMENTERIO DE ANIMALES. Stephen King


-La muerte es un tema clásico para los escritores, o más en concreto cómo afecta al ser humano y cómo la afronta, incluso para los de género.-

Portada del libro Cementerio de animales, de Stephen King
Edición en español (1984)

Lo que nos cuenta. En el libro Cementerio de animales (publicación original: Pet Sematary, 1983) conocemos a Louis Creed, contratado por la Universidad de Maine para estar al frente de sus servicios médicos, y que por su trabajo se traslada con su esposa, sus dos hijos y su gato Winston Churchill, más conocido como Church, hasta la localidad de Lunlow. Detrás de su nueva casa hay un cementerio en el que los muchachos del pueblo llevan mucho tiempo enterrando a sus mascotas, pero más allá de ese cementerio hay otro, mucho más antiguo y usado por los indígenas americanos, del que Louis comenzará a descubrir cosas de la mano de uno de sus vecinos.

Mi opinión. Trabajo más interesante como novela en general que como ejercicio de género porque, en realidad, en este aspecto usa muchos clichés de escenas, enfoques y situaciones (aunque, sin embargo, sirven para su objetivo). Sin embargo, como novela funciona bastante mejor ya que es muy fácil empatizar con el protagonista e incomodarse como lector al pensar qué hubiera hecho uno mismo en una situación similar y las consecuencias de nuestras decisiones.

Obra triste a muchos niveles, una sensación muchísimo más lograda por King que cualquiera de las de horror o terror que intentase, llena de dolor y amargura pero sin recurrir a patetismos ni escenas forzadas, con unos personajes absolutamente reconocibles que actúan de una forma muy natural y humana (para bien y para mal) para arropar al protagonista en su camino en descenso a través de la trama (llamativo el caso del vecino, Jud Crandall, cuyas intenciones manifestadas no siempre parecen coincidir ni con sus acciones ni con las visiones del lector respecto a las mismas), corta y bastante rápida de leer, en ritmo y potencia ascendentes, sobria en lo narrativo y que supone una interesante aproximación a la muerte y sus implicaciones (desde perspectivas de género y desde la óptica de King, claro está).

Destacado. El ritmo pausado del comienzo, que en realidad es una trampa del autor para intentar que el lector “entre” más en el asunto antes de que se desencadenen los acontecimientos.

Potenciales Evocados. Muchos trabajos previos sobre cómo una persona intenta (o más bien no puede evitar) desafiar a la naturaleza de la vida (y la muerte), pero llevados al género y actualizados en formas, ritmo y tono.

Linkwithin