martes, 1 de septiembre de 2015

A TRAVÉS DEL TIEMPO. Frederik Pohl y C. M. Kornbluth



-Algunos de los primeros trabajos del dúo, aquellos de los que Pohl se sentía menos avergonzado y se atrevió a volver a publicar con su verdadero nombre y el de su fallecido amigo.-

Portada del libro A través del tiempo, de Frederik Pohl y C. M. Kornbluth
Edición en español (1977)

Género. Relatos.


Lo que nos cuenta. El libro A través del tiempo (publicación original: The Wonder Effect, 1962) está compuesto por nueve relatos de ciencia ficción de la pareja de autores, escritos todos en su juventud antes de ambos tuviesen que servir en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial y publicados en diferentes revistas de género como Astonishing Stories y Super Science Stories siempre bajo seudónimo, y recopilados por Pohl años después de la prematura muerte de Kornbluth, con temáticas que nos llevarán de un Marte pulp casi weird a una Tierra bajo amenaza de guerra, pasando por un viaje en el tiempo bastante particular, entre otros temas.


Mi opinión. Recopilación para ultrafans, coleccionistas, arqueólogos del género o despistados, con trabajos acordes con los tiempos en los que se escribieron pero también con las revistas en los que se publicaban, en las que muchas veces la narrativa y la técnica no eran lo más importante y sí las ideas de la ciencia ficción (bajo la sombra del pulp) que se estilaban en aquel entonces, con alguna excepción entre sus páginas como puede ser el relato El ingeniero por ser una breve y malévola revisión de muchas políticas organizacionales y sus consecuencias que me parece adelantada a su tiempo, con una introducción de Pohl que recuerda con cariño y algo de sonrojo aquellos tiempos pero sobre todo a su malogrado amigo, al que se nota que quiso muchísimo.


Destacado. La portada, un cúmulo de despropósitos. No escribe bien el nombre de uno de los autores, ignora directamente al otro y, para rematar, la imagen propone algo que aquí no encontrarán.


Potenciales Evocados. Niñez y primera juventud consumiendo revistillas y novelitas de “a duro” llenas de situaciones emocionantes entonces y ruborizantes, como mínimo, ahora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin