martes, 25 de junio de 2013

CHOQUE DE REYES. George R. R. Martin


-Continuación de una serie fantástica pero que gustará a los que no son habituales del género si le dan una oportunidad.- 

Portada del libro Choque de reyes, de George R. R. Martin
Edición en español (2011)
Género. Narrativa fantástica

Lo que nos cuenta. En el libro Choque de reyes (publicación original: A Clash of Kings, 1998), la guerra civil en Poniente es un hecho. La casa Stark busca aliados e Invernalia está en peligro. Stannis Baratheon se autoproclama rey pero debe enfrentarse a su hermano Renly, que se ha hecho con el trono. En la capital, Desembarco del Rey, Tyrion asciende en sus funciones y debe enfrentarse a muchas intrigas en la corte. La Guardia de la Noche explora el territorio más allá del muro para descubrir que las cosas han cambiado de manera peligrosa. Daenerys y sus escasos seguidores llegan a las puertas de Qarth. Segundo libro de la saga Canción de hielo y fuego.

Mi opinión. Continuación de una saga bastante conocida, tan potente como la primera parte pero menos compacta, con mucha más acción, más combates y más pinceladas fantásticas entre la trama medieval (feudal) y llena de diferentes clases de amor, odio, ambición, mentira, poder, muerte, venganza, interés, traición, sexo, sospecha y (des)honor.

Más coral todavía que el primer volumen de la saga, con nuevos personajes que no consiguen situarse al nivel de definición de los protagonistas iniciales, muy bien perfilados y construidos incluso en las evoluciones de algunos de ellos, y que en ocasiones se nos presentan con comportamientos mucho más polarizados hacia el bien o el mal de lo que cabía esperar a tenor de los primeros planteamientos del autor, novela larga, con una estructura narrativa algo extraña por no decir casi confusa según los cambios de punto de vista que en esta ocasión no son tan apropiados y pertinentes, con altibajos en el ritmo debidos muchas veces a las preferencias del lector y otras veces al propio escritor y sus decisiones, muy entretenida en general y con pequeñas muestras de sobrepeso narrativo.

Destacado. Las diferentes simpatías (y antipatías) que generan los personajes en los lectores.

Potenciales evocados. Más perro viejo que Sanderson, Rothfuss o Abercrombie, hay que indicarlo siempre; un Iznogud más letal y perverso, o tal vez César o nada o Los Borgia (pero sin la candidez); como leí hace mucho tiempo, y aunque excesivo no le faltaba algo de razón al autor de la frase, “Los Soprano en la Tierra Media”; primeras sensaciones de “culebrón” medieval-fantástico.

Linkwithin