martes, 25 de junio de 2013

POR QUÉ FRACASAN LOS PAÍSES. Daron Acemoglu y James A. Robinson


-Variaciones sobre un mismo tema y sin embargo un resultado interesante.- 

Portada del libro Por qué fracasan los países, de Daron Acemoglu y James A. Robinson
Edición en español (2012)
Género. Ensayo

Lo que nos cuenta. El libro Por qué fracasan los países (publicación original: Why Nations Fail. The Origins of Power, Prosperity, and Poverty,  2012) es un repaso histórico desde la Edad Antigua hasta la actualidad para sostener, con ejemplos reales, la tesis de los autores según la cual la política y los organismos e instituciones de los países que deben aplicar dicha política tienen más importancia que la pura posesión de recursos a la hora de explicar éxitos y fracasos.

Mi opinión. Con el subtítulo Los orígenes del poder, la prosperidad y la pobreza, entretenida obra, más al comienzo por aquello de la repetición de baile aunque nos cambiemos de traje, que mete en la coctelera varios géneros dentro del ensayo, que cuando analiza situaciones actuales las simplifica de manera peligrosa por el bien de su hipótesis, que no ahonda en el hecho de que unas naciones aplicaron ciertas políticas en su territorio nacional pero no las mismas en sus colonias o protectorados a pesar de que sería pertinente dentro de la tesis, escrito sin tecnicismos, que señala con el dedo realidades actuales (e incluso personas concretas) muy importantes en algunos países que tal vez levanten alguna que otra ampolla y también comenta posibles rumbos futuros de países emergentes (que coinciden con los que mantiene su humilde servidor en la tertulias) y un trabajo interesante en general.

Destacado. El interés de los autores en rebatir las hipótesis de Armas, gérmenes y acero, cuando parecen ser más bien complementarias cuando se comparan políticas inclusivas de la misma clase.

Potenciales evocados. Armas, gérmenes y acero, pero mucho más política y mejor estructurada; momentos “viga en el ojo ajeno” por aquello de indicar problemas en algunas sociedades pero no señalar cuántos de ellos tienen una clara influencia exterior desde otras sociedades que manejan esos mismos problemas de otras maneras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin