domingo, 12 de febrero de 2017

AMERICAN NOIR. Varios autores

-Género y literatura pueden ir de la mano. ¿No me creen? Echen un vistazo a esta recopilación y verán.-

Portada del libro American Noir, de varios autores
Edición en español (2014)

Género. Relatos.


Lo que nos cuenta. El libro American Noir (publicación original: The Best American Noir of the Century, 2010) es una antología de relatos noir, aunque realmente sería más preciso hablar de relatos Hard Boiled (que no son lo mismo en realidad, por más que estén emparentados) e, incluso, de literatura en general en varias ocasiones por más que se muevan en temáticas comunes en lo más amplio de su generalidad, elegidos entre lo más destacado de la narrativa americana de género por Otto Penzler, autor del prólogo, y de James Ellroy, autor de la introducción y, cómo no, de uno de los relatos, pero una edición española con la mitad de trabajos cortos que en su edición original.


Mi opinión/Destacado/Potenciales Evocados.       


     - Pastorale (James M. Cain, 1928): trabajo canónico para nuestra visión pero avanzado para su tiempo por las soluciones narrativas que ofrece para arropar la clásica trama de amor e interés, además de ofrecer pinceladas de la psicología de los personajes mediante sus actitudes.


      - ¡Muere!, dijo la dama (Mickey Spillane, 1953): relato que se aproxima al meollo central de la antología desde las psiques de los personajes y su guerra fría (caliente en lo emocional), de buen ritmo y final discutible.


     - Un profesional (David Goodis, 1953): sentimientos y noir de la época en estado puro, de muy buen ritmo, repaso de tópicos con toque especial y muy agradable de leer por su romanticismo de género.


     - Por siempre jamás (Jim Thompson, 1960): ejercicio que parece clásico pero que bordea, quizá por dentro, un género distinto al que supuestamente apunta la antología pero que no desmerece nada en su seno.


   - Lenta, lentamente el viento (Patricia Highsmith, 1979): otro de los relatos que ofrece despliegues narrativos de consideración, que toma el Hard Boiled y lo convierte en literatura general con el buen hacer de la pluma de la autora.


     - Desde que no te tengo (James Ellroy, 1988): visita al estilo, direcciones, formas y tramas del autor mediante un relato corto en el que se puede ver qué ofrecerá Ellroy en trabajos más largos, en los que se puede lucir todavía más, pero que comparten esa agilidad narrativa que ofrece la mirada al lumpen (y a las fuerzas del orden) tan especial del escritor.


    - Infiel (Joyce Carol Oates, 1997): Hard Boiled suave y crudo, en el que el detalle psicológico de personajes sobresale, en el que la buena mano de la autora siempre está presente y en el que, por mucho que se adivine cómo termina, lo importante es el camino y no el destino.


   - Como un hueso en la garganta (Lawrence Block, 1998): malsano, molesto, conseguido, notable, relato de buen ritmo, algo alargado pero con razones de peso para ello.


   - Quedarse sin perros (Dennis Lehane, 1999): otro de los trabajos que supera el subgénero y se sumerge en la literatura generalista de interés y calidad, de ritmo lento pero con mucha carne que mordisquear.


   - Cuando las mujeres salen a bailar (Elmore Leonard, 2002): relato que es una buena muestra de los rumbos del subgénero en los últimos años por tipo de personajes, recursos, tramas y tonos.

2 comentarios:

  1. Pues la verdad es que estoy un poco quemado con eso de las ediciones «recortadas». Ya me ha pasado con varios de ficción científica, cuyos no recuerdo, incluso rusos.
    En cualquier caso, gracias por presentarnos esta antología, que desconocía por completo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una manía extraña de la industria editorial en España (y en varios países más, todo hay que decirlo) que tampoco termino de entender, la verdad. Pero seguro que tienen sus razones.

      Gracias por su aportación, historiasmalditas.

      Eliminar

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin