sábado, 17 de febrero de 2018

VIAJEROS DEL TIEMPO. Varios autores



-Antología con varios títulos nominados y premiados.-

Portada del libro Viajeros del tiempo, de varios autores
Edición en español (1976)
Género. Relatos.

Lo que nos cuenta. El libro Viajeros del tiempo (publicación original: The Best Science Fiction of the Year 4, 1975) es una antología de relatos de ciencia ficción seleccionados por Terry Carr (que además de la introducción firma unos breves prólogos a cada obra) a partir del material de distintas revistas y antologías publicadas en el año 1974. La edición en español tiene cuatro relatos menos que la original, sus temas son muy diversos y para nada centrados en los viajes en el tiempo (excepto un caso), no se equivoquen ustedes.

Mi opinión/Destacado/Potenciales Evocados.

   - Nosotros, los comprados (Frederik Pohl): relato que empieza como uno más (una trampa muy sibilina de Pohl), dentro de que la idea de que el producto de intercambio con alienígenas sean los propios humanos era poco manoseada en su tiempo, narrado con alegría y soltura que poco a poco se oscurece hasta el horror de diferentes clases mediante el despliegue de la psique del protagonista, que se revela, mientras el autor juega con el control alienígena (o no…) y termina por ofrecer un trabajo difícil de olvidar.

   - El hombre del agujero (Larry Niven): trabajo muy de los gustos de otras épocas, que del tema del descubrimiento de restos de otra civilización en Marte se desplaza, poco a poco, hacia un tema más Hard y con alguna deriva noir tipo Asimov.

  - Nacidos con los muertos (Robert Silverberg): interesante trabajo tanto en la técnica (dos líneas argumentales que incluso cambian de tiempo) como en lo que nos cuenta porque, con la excusa de personas que vuelven a la vida pero “cambiados”, hace un repaso de distintas visiones de la muerte en diferentes culturas mediante un remedo de los eventos que rodearon a Orfeo y Eurídice. Además, ofrece un final obvio pero tan simbólico que llama mucho la atención.

  - El autor de las Semillas de Acacia y otros extractos del Diario de la Sociedad de Zoolingüistas (Ursula K. Le Guin): delicia suave que deja mucha de la carga interpretativa del fondo de la cuestión al lector pero, mientras tanto, ofrece una agradable trama de ideas Le Guin, sí, pero formas más cercanas al Stanislaw Lem más “ensayista”.

  - Ícaro de las tinieblas (Bob Shaw): relato oscuro sobre el deber llevado hasta la obsesión en un marco muy poco común.

  - Ligeras acotaciones sobre los temponautas (Philip K. Dick): trabajo del que ya hemos hablado, pero con el nombre Algo para nosotros temponautas.

  - En Venus tenemos un rabino (William Tenn): crónica del Primer Congreso Interestelar Neosionista en el que las cucarachas tentaculares de Rigel solicitan ser considerados judíos (ahí queda eso…), texto repleto de sarcasmo, ironía y algún momento lleno de mala baba.

   - El centro del resorte primordial (Roger Zelazny): el ciborg Bork, que hace mucho tiempo fue Charles Eliot Borkman, es protagonista, secundario y sujeto pasivo a la vez de una historia que combina la eutanasia con el amor y que, en algún aspecto concreto, puede recordar a El hombre que amó a la Faioli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin