martes, 6 de diciembre de 2016

HIJOS DE TORREMOLINOS. James A. Michener (1971)



 photo 01.HijosDeTorremolinos_zpsiut6qawq.jpg-El tiempo no perdona algunas cosas.-


Género. Novela.


Lo que nos cuenta. En los convulsos años finales de la década de los sesenta, seis jóvenes de distinto origen e historia terminan en la localidad costera de Torremolinos, donde tratarán de vivir en medio de la sociedad en miniatura que ha creado el empujón del turismo en esa zona de la España de Franco que, en algunos temas, permitía una relajación en las normas fuera del alcance de otras zonas del país.


Mi opinión. Novela agradable de leer pero a la que el tiempo ha hecho algo de daño en cuanto a varios de los derroteros de su trama (o al tono, o quizá a la intensidad de los mismos, incluso al supuesto impacto que pudieron tener pero que hoy no funcionan igual) pero ningún daño en absoluto en cuanto al mensaje general sobre el choque generacional (y el que se produce entre clases, también), las esperanzas y el deseo de un mundo más justo, que por momentos parece describir, a pequeña escala, lo que pasa ahora mismo en muchos destinos del turismo de ocio (perdón por el eufemismo) en España (y en otros puntos del planeta), que consigue ofrecer un panorama bastante acertado, muchísimo, de cómo eran varios lugares del mundo (los orígenes y/o lugares de residencia previos de los seis chicos y chicas, por ejemplo, pero no unicamente) por aquel entonces, de ritmo lento y que tarda mostrarle al lector hacia dónde quiere ir, con algo de sobrepeso por reincidir en varios asuntos, entretenida pero con mayor impacto sobre lectores con ciertos añitos a sus espaldas y abiertos al vistazo atrás nostálgico.


Destacado. Lo muchísimo que hizo este libro por el turismo en España, de verdad. Aunque habla de otros lugares del Mediterráneo, no funcionó igual con ellos.


Potenciales Evocados. El fenómeno de Ibiza no fue original pero sí evolucionó de forma diferente; un comienzo que parece Hyperion por aquello de las pequeñas historias independientes de los peregrinos; momentos de Las leyes de la atracción pero con fondo sociopolítico, una historia que contar y en otra época menos obvia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin