martes, 16 de junio de 2015

ADIÓS, ESPAÑA. Jesús Laínz



-Una de esas reseñas que pueden provocar la llegada de algún trol de diferente signo, color o preponderancia manifiesta en su simetría bilateral.-


Portada del libro Adiós, España, de Jesús LainzGénero. Ensayo.


Lo que nos cuenta. El libro Adios, España (publicación original: 2004), con el subtítulo de Verdad y mentira de los nacionalismos que, aunque acorde con el contenido sólo lo es de manera parcial, ofrece un repaso cronológico a situaciones históricas que han sido usadas, en opinión del autor, de forma interesada y errónea para sustentar posicionamientos nacionalistas en España, ofreciendo el aspecto veraz (de nuevo en opinión del escritor) según las fuentes, dándole la parte del león al País Vasco pero con espacio para los casos de Cataluña y, en menor medida, de Galicia.


Mi opinión. Trabajo muy interesante desde la perspectiva de investigación histórica pero también conflictivo desde la entonación que se le da a ciertos hechos, tanto los cambiados como los que no, que también califica comportamientos, actitudes y manifestaciones de alguna de las personas con voz propia en la historia de esos movimientos, narrado con bastante soltura para este tipo de trabajos, plagado de detalles por todas partes, enrocado en que la simple exposición de realidades malinterpretadas o tergiversadas debería servir para cambiar visiones y posicionamientos, posicionamientos por cierto bastante claros en cuanto respecta al autor o al menos eso parece a tenor de ciertas adjetivaciones, agradable de leer por su estilo entre didáctico y expositivo pero con contenidos que apelan, al final, a lo intangible para atraer o repeler con fuerza.


Destacado. Me pregunto si un sentimiento está basado, de manera parcial, en datos incorrectos ¿será menos real ese sentimiento? Diría que no, pero tal vez yo esté equivocado, quién sabe.


Potenciales Evocados. Una enorme cantidad de libros que tratan de señalar lo erróneo de muchas ideas dadas por ciertas y que normalmente sustentan movimientos sociopolíticos de carga ideológica, pero este está más documentado que la mayoría pero, como esa misma mayoría, deja de lado lo subjetivo en dichos movimientos (que es lo que más carga y poder tiene, por lo general).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin