domingo, 25 de marzo de 2018

PLANETAS INVISIBLES. Varios autores



-Curioso pero por debajo de lo que sospecho que pueden ofrecer, y en el caso concreto de Cixin estoy seguro de ello.-

Portada del libro Planetas invisibles, de varios autores
Edición en español (2017)

Género. Relatos.


Lo que nos cuenta. Planetas invisibles (publicación original: Invisible Planets. Contemporary Chinese Science Fiction in Translation, 2016) es una antología de relatos de ciencia ficción (y pequeños ensayos relacionados con el tema de una u otra forma) escritos por autores chinos (todos relativamente jóvenes, algo que llama la atención, con la excepción del ya muy famoso Cixin) y traducidos al inglés por el responsable de la antología, el escritor Ken Liu, también a cargo de la introducción.


Mi opinión/Destacado/Potenciales Evocados.


   - El Año de la Rata (Qiufan Chen, 2009): curioso relato que juega con las concepciones más establecidas que tiene el lector occidental sobre ciertas cosas para, después, dar la vuelta al asunto y hablar, como quien no quiere la cosa, de cómo afectan a las personas las decisiones que están muy por encima de ellas.


   - El pez de Lijiáng (Qiufan Chen, 2006): situación muy conocida en el marco profesional (ya sea en China o en occidente) pero llevada al género mediante una tecnología que hace cambiar la óptica de la trama.


   - La flor de Shazui (Qiufan Chen, 2012): un Cyberpunk muy particular porque rezuma varias clases de sensibilidad por más que refleje un entorno concreto y unas tecnologías de virtualidad muy concretas (típico del Cyberpunk, ¿no?, y no me refiero a lo la sensibilidad, claro).


   - Cientos de fantasmas desfilan esta noche (Jia Xia, 2010): otra trama curiosa en la que el entretenimiento y las personalidades virtuales (¿las almas?) son usadas por la popular escritora (muchísimo en China y cada vez más fuera de su país) para provocar, no sé si queriendo o sin querer, una posible reflexión sobre algunos capítulos de la historia de China.


   - El verano de Tongtong (Jia Xia, 2014): relato más de personajes que de género, aunque lo hay, muy reconocibles en su generalidad y que si el lector se está haciendo mayor (como es el caso de un servidor) se verá con unos ojos más cercanos.


   - El paseo nocturno del dragón equino (Jia Xia, 2016): postapocalipsis extraño, lleno de poesía que mezcla la fantasía y la ciencia ficción en un trabajo más “de viaje” que “de destino”.


   - La ciudad del silencio (Boyong Ma, 2005): distopía que recuerda en varias cosas a 1984 (y la propia trama alude al clásico de Orwell) pero, a la vez, hace pensar en varias cosas que suceden en China en la actualidad.


  - Planetas invisibles (Jingfang Hao, 2010): Ken Liu cita a Italo Calvino para hablar de este relato y no puedo más que coincidir, aunque añadiría que la autora podría haber bebido también de Vance y Gorodischer.


   - Entre los pliegues de Pekín (Jingfang Hao, 2014): relato largo (o novela corta) curiosísimo tanto en ideas de género (eso de la ciudad que se pliega por tiempos) como en ideas sociales (es inevitable ver una materialización del concepto de las “fronteras invisibles” que existen en muchas comunidades), lleno de detalles que construyen la trama y que podría verse como los decorados de Dark City al servicio de una clara intencionalidad sociopolítica.


   - Chica de compañía (Fei Tang, 2013): trabajo de la polifacética escritora que maneja lo fantástico para ofrecer una trama en la que los servicios que ofrece una muchacha a clientes ricos son muy, pero que muy especiales.


  - La tumba de las luciérnagas (Jingbo Cheng, 2005): bello trabajo que mezcla la ciencia ficción y la fantasía con el amor.


  - El círculo (Cixin Liu, 2014): relato que conocerán ya los que hayan leído El problema de los tres cuerpos aunque esté adaptado para ser un trabajo independiente (pero no funciona igual de bien, la verdad).


   - Cuidando de Dios (Cixin Liu, 2005): fenomenal idea y concepto de partida que, poco a poco, pierde fuelle por cómo está narrado y que, en mi opinión, es un trabajo que (igual que el anterior) no debería ser tomado como ejemplo de lo que Cixin ofrece a los lectores (que es muy superior por lo general, créanme).


  - El peor de todos los universos posibles y la mejor de todas las Tierras posibles: El problema de los tres cuerpos y la ciencia ficción china (Cixin Liu, 2014): ensayo que, con la escusa de hablar sobre su novela El problema de los tres cuerpos (y de las otras dos de la trilogía), se acerca a la ciencia ficción china, habla del fandom y da un par de collejas (todo en apenas tres hojas).


  - La generación dividida: la ciencia ficción china en una cultura de transición (Qiufan Chen, 2014): ensayo que habla de la ciencia ficción, sin duda, pero que habla de muchísimas más cosas de forma directa e indirecta, con mucho cuidado y respeto pero sin temblores.


  - ¿Qué hace que la ciencia ficción china sea china? (Jia Xia, 2014): ensayo que cita y comenta algunos trabajos de esta antología, habla un poco del género en China y además, entre líneas, hace algo parecido a lo realizado por el ensayo anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin