sábado, 31 de marzo de 2018

LEYES DE MERCADO. Richard Morgan



-Distopía que huele a sangre, combustible, dinero e inmisericordia neoliberal.-
Portada del libro Leyes de mercado, de Richard Morgan
Edición en español (2006)

Género. Ciencia ficción (no exactamente, la verdad, pero es la mejor forma de clasificar la novela).

Lo que nos cuenta. El libro Leyes de mercado (publicación original: Market Forces, 2004) nos presenta a Christopher Faulkner, un ejecutivo recién contratado por la firma londinense Shorn Associates. Su trabajo en la división de Mercados Emergentes en Hammett McColl, y la forma en que superó a su jefe allí, le han labrado una reputación que los responsables de Shorn estiman apropiada para su división de Inversión en Conflictos. Los ejecutivos de prestigio de estas y otras empresas son capaces de, además de buscar y analizar oportunidades de negocio, luchar contra otros ejecutivos tanto en los negocios como al volante de vehículos en duelos sin cuartel.

Mi opinión. Distopía empresarial que supera el ámbito corporativo para entrar de fondo en el social y político (¿o cómo creen que han llegado las empresas de esta novela a poder desempeñarse como lo hacen?) e incluso al histórico (se pueden ver paralelismos con lo sucedido en un buen número de conflictos de baja intensidad orquestados por naciones con intereses propios), de buen ritmo aunque con caídas puntuales intermitentes, más creíble como alegoría que como “acto” concreto, con una trama que viste con ropajes distintos la eterna historia de la caída a los cielos (o ascenso a los infiernos, según se vea) del personaje central, una trama que además maneja varios niveles de profundidad aunque se alarga demasiado en subtramas con menor impacto global, poco creíble en muchos casos si el lector tiene un ataque de “realismo” y que ofrece un libro curioso, entretenido y distinto en algunos aspectos (que no en todos).

Destacado. Los personajes y sus motivaciones. Todos tienen una razón de ser en la trama por mucho que se muevan en “órbitas” parecidas.

Potenciales Evocados. La versión MBA (alargada y “ochentera” en muchas de sus visiones “simplificadas” de la realidad de la gestión empresarial, y en concreto del comportamiento organizacional, eso sí) de propuestas como Por qué Johnny no puede acelerar o alguna de Harlan Ellison; un hipotético cruce entre Ballard y George Miller.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin