miércoles, 20 de septiembre de 2017

LA MATANZA DE RECHNITZ. Sacha Batthyany



-Todos los eventos, al final y de una u otra forma, son marcados por la naturaleza humana.-
Portada del libro La matanza de Rechnitz, de Sacha Battyany
Edición en español (2017)

Género. Ensayo (novelado, eso sí, pero además con herramientas de biografía, de periodismo de investigación y de otras narrativas, sin desechar la ficción).

Lo que nos cuenta. En el libro La matanza de Rechnitz (publicación original: Und was hat das mit mir zu tun? Ein Verbrechen im März 1945. Die Geschichte meiner Familie, 2016), el periodista Sacha Batthyany descubre, mientras trabaja en el Neue Zürcher Zeitung, que una de sus familiares, a la que siempre recuerda como la tía Margit, estuvo relacionada de alguna manera con la ejecución de casi dos centenares de judíos en 1945 durante la celebración de una fiesta en una de sus propiedades en Hungría. Sacha comienza a investigar el hecho y conocerá más cosas sobre el suceso, pero también sobre su familia y, además, sobre él mismo.

Mi opinión. Con el subtítulo Historia de mi familia, menos importante para señalar el comienzo de la trama pero más importante para indicar sus derroteros, narrativa contemporánea que mezcla géneros sin complejos y con cierta maña, que con la excusa de un episodio sangriento contra civiles desarmados (como tantísimo otros en la Segunda Guerra Mundial, pero más cercano a su estirpe y por eso es importante para él y para este libro, en muchos sentidos) hace un repaso de las acciones de los totalitarismos sobre las personas y como éstas reaccionan, cuando pueden reaccionar y si es que lo pueden hacer, en función de su naturaleza, más exitoso cuando el autor no se mete en la narración que cuando sí lo hace, que recurre a ficciones atractivas en varios casos para exponer lo que desea y retratar, de manera indirecta, lo que desea exponer, lleno de críticas a muchísimas cosas (algunas parecen vendettas personales del escritor o "fantasmas" que desea eliminar, y aviso que son cosas actuales en más de una ocasión), que según se aleja del corazón de la trama se dispersa e incluso, en ocasiones, parece desentonar o “desorientarse”, curioso, muy atractivo por momentos pero lleno de intermitencias, que va de más a menos, agradable de leer pero que deja, o al menos dejó a este lector, la sensación de haberse perdido por el camino.

Destacado. Cuando el autor consigue solo mostrar, sin meterse en explicaciones, y deja que el lector saque sus propias conclusiones. Por desgracia, esa no es su forma habitual de narrar.

Potenciales Evocados. El hermano pequeño de la narrativa de HHhH, con más inexactitudes históricas de pequeño calado y un tono moralizante, en ocasiones, que no termina de sentarle bien al texto (como si lo hubiera escrito Janne Teller, quiero decir).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin