domingo, 23 de abril de 2017

HISTORIA DE ROMA. Theodor Mommsen

Portada de los libros I y II de Historia de Roma, de Theodor Mommsen
Edición en español (2003)
-Culminó una época y empezó otra.- 

Género. Ensayo. 

Lo que nos cuenta. El libro Historia de Roma (publicación original: Römische Geschichte, 1854-1856) es un largo trabajo sobre la historia de la Antigua Roma, desde los periodos previos a su fundación envuelta en brumas hasta el mismo final de la República con Cayo Julio César, que se sumerge en religión, cultura, arte, política y todos los diferentes aspectos que constituyen la compleja sociedad romana. En realidad, el autor tenía previsto continuar el trabajo con nuevos volúmenes que llegarían hasta bien avanzada la época imperial pero, por desgracia para los lectores, nunca lo hizo.  

Mi opinión. Trabajo de innegable relevancia para la disciplina histórica porque, sin la menor duda, supuso la culminación de una forma muy concreta de hacer las cosas y, a la vez, mostró un nuevo camino para otros historiadores posteriores; exhaustivo en extremo (que no exacto en
Portada del libro III de Historia de Roma, de Theodore Mommsen
Edición en español (2003)
extremo, pero hay que disculpar muchas cosas porque Mommsen hizo lo que pudo, más que nadie hasta entonces y más que muchos ahora, con la limitada información de la que dispuso en su tiempo), con unos tonos y rumbos que reflejan muy bien las evoluciones de la sociedad y la política centroeuropea que vivió el escritor (incluso de sus visiones personales sobre temas de importancia sociopolítica para la realidad que le tocó vivir) porque tal vez se deje llevar por ellas, por encima de su sensatez en más de una ocasión si se busca la contrapartida romana, reflejadas en el devenir de la Antigua Roma, que terminó siendo uno de los principales defensores de la expansión bélica activa romana como, supuestamente, consecuencia de un concepto de la protección y la defensa que resulta muy próximo al actual y bien conocido de la "guerra preventiva", con una prosa funcional pero poco amable, sin florituras ni la menor clase de intento de cautivar al lector más allá de sus contenidos y que se puede hacer, incluso, cuesta arriba para aquellos que se aproximen buscando la experiencia lectora y no el dato, que muestra unas opiniones personales de muchos de los
 actores principales de la Antigua Roma que, en bastantes
Portada del libro IV de Historia de Roma, de Theodore Mommsen
Edición en español (2003)
ocasiones, fueron a contracorriente de las visiones más habituales y que, en muchas ocasiones, constituyen auténticos juicios de valor, que obliga al lector a crearse por su cuenta la imagen global porque el texto está más interesado en ofrecer las imágenes individuales e incluso compartimentadas en la mayoría de los casos, con un ritmo cercano a "la pachorra del que sabe muchísimo pero no cómo compartir su sabiduría sin resultar tedioso" (espero que me entiendan) y, por lo tanto, mucho más formativo que entretenido pero fundamental en el devenir del ensayo histórico tal y como lo conocemos en la actualidad.


Destacado. Desactualizado en ciertos aspectos, bastantes para ser exactos, pero no en su globalidad, por lo que todavía es un referente para, sobre todo, los que escriben historia sobre la Antigua Roma, aunque sea para la consulta.


Portada del libro V de Historia de Roma, de Theodore Mommsen
Edición en español (2003)
Potenciales Evocados. Si buscamos paralelismos con la obra de Gibbon (aunque traten periodos distintos, muy distintos, es una comparación sensata desde la significación historiográfica de los trabajos de ambos), esta obra es más técnica, aborda, aunque con timidez en algún caso que otro, muchas disciplinas que complementan al concepto convencional que en aquella época se tenía de la historia, también tiene un posicionamiento personal pero diferente por las circunstancias sociopersonales de sus autores y, en lo literario, es mucho menos atractiva (que no más pobre, eso no); un amor incondicional por César que rivaliza con el de McCullough (pero desde lo académico, lo cual resulta más llamativo a mis ojos), con el de Rex Warner y demás autores de ficción a los que se les nota el "flechazo" con el personaje.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aporte sin miedo, pero aporte, por favor ...

Linkwithin