miércoles, 2 de mayo de 2018

EL ÚLTIMO JUDÍO. Noah Gordon



-Sin grises y predecible en su derivas generales.-

Portada del libro El último judío, de Noah Gordon
Edición en español (1999)
Género. Novela histórica.

Lo que nos cuenta. El libro El último judío (publicación original: The Last Jew, 1999) nos lleva hasta Toledo a finales del siglo XV, cuando el asesinato de un joven judío pone en marcha una investigación extraoficial que alguien detendrá en seco. Uno de los hermanos del muchacho, Yonah, sufrirá unos años después las consecuencias del edicto real para la expulsión de los judíos del territorio del Reino de España: demasiado pronto, y de manera demasiado brusca, tendrá que afrontar la vida adulta y guardar su verdadera identidad.

Mi opinión. Libro que ofrece una entretenida sucesión de peripecias y soluciones con un protagonista que igual te opera que te forja el escalpelo, te construye la clínica o te cava la fosa, con mucho deus ex machina para que todo cuadre y se encuentren quienes se tengan que encontrar en el lugar y tiempo correctos, de ritmo constante y vivaracho, que se da un paseo por casi toda la España de la época, narrado con sencillez formal pero empeñado en “decir” en lugar de “mostrar”, bastante rápido de leer, lleno de “buenos y malos” sin nada en medio y muy predecible.

Destacado. Desde el principio se sabe que, con más o menos sufrimiento, de una u otra forma, el muchacho logrará salir adelante y el “bien” vencerá cualquier obstáculo… ¿Es eso algo bueno para una novela?

Potenciales Evocados. Técnicas de Best Seller (en el sentido menos satisfactorio de la palabra) en ambientes edulcorados de Isabel o Toledo, cruce de destinos, y además muy “plebeyos” en lugar de “nobles”; otros libros del autor porque usan “perfiles” semejantes en el gran marco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin