jueves, 21 de febrero de 2019

CIENCIA FICCIÓN SELECCIÓN 24. Varios autores



Portada del libro Ciencia ficción selección
Edición en español (1976)
-Variado y con alguna cosa interesante.-

Género. Relatos.

Lo que nos cuenta. El libro Ciencia ficción selección 24 (publicación original: 1976) es una antología de relatos, previamente publicados en The Magazine of Fantasy and Science Fiction, que para el editor suponen trabajos que tratan el tema de la “expansión de la conciencia” (si él lo dice…) y que nos ofrecerán, entre otros, un vistazo a una ucronía, un sistema radical de control de la sobrepoblación, la entrega de inteligencia a un pequeño roedor o la relación de un padre más que abusador con un hijo superdotado y peculiar.

Mi opinión/Destacado/Potenciales Evocados

   - Híbrido (Keith Laumer, 1961): pulp de otras épocas al que, sin embargo, se intenta insuflar con cierta trascendencia sin lograrlo, al menos desde el punto de vista de este lector.

   - ¡Coge ese zepelín! (Fritz Leiber, 1975): curiosidad en la que, muy pronto, sabemos quién en el protagonista (o creemos saberlo, ya que la narración juega con ciertas cosas....), sin decirlo, gracias al sutil manejo de su personalidad por parte del autor, de buen ritmo, algo anticuado pero con fondo muy claro.

   - El mundo de Myrion Flowers (Frederik Pohl y C. M. Kornbluth, 1961): relato incluido en una recopilación ya comentada en este blog, A través del tiempo, más Pohl que Kornbluth (y es que el primero terminó el borrador tras la muerte del segundo), que mezcla la crítica socio-personal con algo más “incómodo”.

   - La máquina que ganó la guerra (Isaac Asimov, 1961): trama que orbita al calor de la serie de trabajos relacionados con Multivac pero que, en este caso, se aleja un poco para tocar puntos más “individuales” y “decisorios”, bastante irónicos además.

   - El ratón (Howard Fast, 1969): un ejemplo del “turismo literario” que practicó Fast de forma muy limitada, y con cierto éxito también, con mensaje claro desde momentos de Flores para Algernon más “inocentes” y algo alargado para lo que cuenta.

   - <<Eine Kleine Nachtmusik>> (Fredric Brown y Carl Onspaugh, 1965): uno de los relatos que, por lo general, aparecen siempre en las recopilaciones de trabajos cortos de Brown, con aires a La música de Erich Zann pero con el “toque Brown”.

   - Sube a verme alguna vez (Gilbert Thomas, 1969): trabajo incómodo, para bien por las capacidades narrativas del autor, que cuida la forma y el estilo para contarnos una historia poco común, por la temática de fondo, en aquellos tiempos del género y con unas derivas finales que nos pueden recordar a relatos de Brown o incluso alguno de Bradbury.

Linkwithin