lunes, 2 de octubre de 2017

LOS CAÑONES DEL ATARDECER. Rick Atkinson



-Sin novedades en el gran marco, pero sí pone muchas cosas en su sitio en cuanto a las pequeñas cosas que lo forjaron.-
Portada del libro Los cañones del atardecer, de Rick Atkinson
Edición en español (2014)

Género. Historia.

Lo que nos cuenta. El libro Los cañones del atardecer (publicación original: The Guns at Last Light, 2013) nos lleva al último año de la Segunda Guerra Mundial, desde el desembarco de Normandía hasta la rendición de Alemania, desde ópticas muy cercanas a los protagonistas de los eventos pero centrado en la contribución de los Estados Unidos de América (el mismo motor de toda la trilogía), tanto a nivel decisorio como a nivel ejecutorio. Tercer y último libro de la Trilogía de la Liberación.

Mi opinión. Con el subtítulo La guerra en Europa, 1944-1945, trabajo que logra un difícil equilibrio entre la exposición de los grandes hechos y el planteamiento de perfiles personales de aquellos que intervinieron en los mismos, que alterna los testimonios y experiencias de los que estuvieron en niveles de liderazgo con los de personas que “simplemente” lucharon y trataron de sobrevivir (sin lograrlo, en bastantes ocasiones), que paga un precio importante al darle mucho peso a operaciones muy conocidas y repasadas hasta la saciedad en otras obras (mientras pierde la oportunidad de desarrollar las que no lo son tanto), repetitivo a su pesar por los problemas dentro del bando de los Aliados (pero no es culpa suya, sino que así se dieron las cosas, por infantil que parezca en más de una ocasión), narrado con un estilo que, sin ser novelado, sí lleva al lector hasta una cercanía notable de los hechos, de ritmo suficiente pero no destacado, algo enrevesado a la hora de narrar ciertas acciones, y un libro sobrio pero con emociones a través de los testimonios de los participantes.

Destacado. El manejo narrativo de las peleas, berrinches, “primadonnismos” y desencuentros entre la alta oficialidad Aliada.

Potenciales Evocados. Aunque reproduce sus esquemas (no en vano es una trilogía temática), menos exitoso que El día de la batalla (¿Será porque hay más ideas preconcebidas del último año? ¿Será porque es más largo, “demasiado” más? ¿Será porque está más centrado en “politiqueos”?; otra vez, más Hastings que Beevor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin