domingo, 3 de junio de 2018

NUESTRA SEÑORA DE LAS TINIEBLAS. Fritz Leiber




-Fantasía Urbana, literal, pero para adultos y con ganas de literatura.-


Género. Narrativa fantástica (hasta cierto punto, en realidad).


Portada del libro Nuestra señora de las tinieblas, de Fritz Leiber
Edición en español (2002)
Lo que nos cuenta. En el libro Nuestra señora de las tinieblas (publicación original: Our Lady of Darkness, 1977) Franz Westen es escritor, lector, astrónomo aficionado y alcohólico que lucha con el recuerdo de su esposa fallecida mientras sigue su vida en San Francisco. Franz conoce referencias a una magia urbana por un libro antiguo y, en un determinado momento, siente que hay algo en su apartamento cuando él no está, una figura que vio en las colinas que rodean la ciudad.


Mi opinión. Obra curiosa, más basada en el viaje que en el destino, plagada de referencias literarias acordes con el género que, a su manera, trabaja la novela (aunque tal vez fuera más exacto decir acordes con las atmósferas y los tonos), de ritmo suave, llena de conceptos abstractos (no sobrenaturales todos, con la Fantasía Urbanística, que no Urbana, que llama a atención) y de reflexiones que afectan al estilo narrativo y ofrecen una historia desasosegante “a la antigua” con formas “actuales y trabajadas”,  una mezcla que no será para todos los gustos y que, más que eso, generará opiniones encontradas, con mucha emotividad pero poca emoción, exigente con la paciencia pero notable en muchos aspectos, entre los que la comercialidad no tiene porqué estar.


Destacado. Si se conoce un poco de la vida del autor, se le puede ver en el texto de varias formas, incluso la novela como algo parecido a una catarsis. Tal vez fuese la novela que el autor tuvo que escribir, no la que quiso escribir.


Potenciales Evocados. Algo de la forma en que La casa de hojas hace horror (particular, la verdad, casi sin terror concreto), pero sin meterse en alardes metaliterarios; momentos Friends en ambientes inquietantes; Gaiman deprimido y sin concesiones a su público, tal vez, o Straub sin ofrecer formas concretas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin