domingo, 15 de enero de 2017

EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO. J. D. Salinger



-Todos hemos sido, de una u otra forma, más o menos veces, Holden Caulfield. Pero no todos lo recuerdan.-

Portada del libro El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger
Edición en español (2010)

Género. Novela.


Lo que nos cuenta. En el libro El guardián entre el centeno (publicación original: The Catcher in the Rye, 1951), Holden Caulfield nos cuenta lo que le pasó la pasada Navidad cuando, tras ser expulsado del colegio (algo habitual en su carrera estudiantil), vuelve a su Nueva York natal pero no a su casa y sí a un hotel donde considerará contratar los servicios de una prostituta mientras reflexiona contra todo y contra todos. Libro publicado cinco años antes por entregas.


Mi opinión. Libro al que prohibiciones y comentarios negativos ultraconservadores han hecho todavía más famoso de lo que ya debía de ser, con unos contenidos nada transgresores y sí bastante comedidos dentro del realismo que tratan de ofrecer, existencialista postadolescente en la figura protagonista (que devora el texto) y no en  la mirada del mismo que ofrece el autor, con una trama y una visión de los acontecimientos de la misma que tiene mucho más éxito a ojos del lector maduro que a los del lector que comparte hormonas (y “adolece” igual que él) con el protagonista, de ritmo suficiente, contenidos enrevesadamente interesantes y que resulta más exitoso si el lector se acerca al libro con la actitud correcta (y con la edad correcta, insisto).


Destacado. Además de literatura, el libro ofrece un filón para tuiteros.


Potenciales Evocados. Un retrato de ciertos aspectos de la adolescencia logrado a niveles que dan miedo, tanto que los adolescentes no lo suelen soportar y no lo reconocen hasta que maduran; el espíritu del joven Kvothe pudo ser el de Holden Caulfield, sin problema; Bret Easton Ellis lo pudo idolatrar e, incluso, potenciar a su manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin